LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

11 de marzo de 2010

EL FANTASMA DE LOS OCTAVOS PUDO CON EL ESPIRITU DE JUANITO

Otra vez, y ya van seis.
En los seis últimos años el Real Madrid ha sido apeado de la Liga de Campeones en octavos de final. Da igual el rival al que nos enfrentemos, si está plagado de bajas (Juventus), si son equipos venidos a menos (Roma, Bayern, Olimpique de Lyon), si el partido de vuelta se juega en casa…. Unas veces por verdadera mala suerte, otras veces por fallos incomprensibles, o por decisiones arbitrales polémicas, otras por mal planteamiento táctico…, pero el resultado siempre es el mismo, aunque este año ha sido especialmente doloroso, el año en que la final se juega en el Bernabéu y presentándose el Madrid con un equipo estratosférico, por lo menos en cuanto al dinero pagado por sus rutilantes fichajes (unos 250 millones de euros).
La historia se repite, los días anteriores la prensa deportiva madrileña se encarga, como es habitual, de vender humo, de tirar de frases y mitos “inventados”, como el del miedo escénico o la magia del Bernabeu, o “las noches europeas”, las remontadas épicas…, y resulta que al final el espíritu de Juanito siempre se convierte en el Fantasma de los Octavos .


Ya en verano, hasta los propios jugadores nos vendían que iban a por el triplete, una verdadera mamarrachada, sabiendo que en el fútbol 2+2 no siempre son 4, y que el hecho de hacer un equipo a golpe de talonario no asegura los títulos, más teniendo a un equipo como el Barcelona, que es eso UN EQUIPO con mayúsculas, y que lo había ganado absolutamente todo el curso pasado con una aplastante superioridad sobre todos los demás rivales.
Pero lo de ayer no fue un hecho aislado. Resulta que esta temporada el Madrid a la hora de enfrentarse con equipos de verdadera entidad (Barcelona 1-0) y Milán (2-3 y 1-1 ), o en el partido clave de las competiciones (Alcorcón 4-0 y 1-0) y anoche contra el Olimpique de Lyon, nunca ha dado la talla. En el resto de partidos solamente hemos visto destellos de mucha clase, eso sí, pero aislados al fin y al cabo, que veremos si le sirven para acabar primero en la competición liguera, siempre que se lo permita un Barça algo cansado física y mentalmente.
Este Madrid, desde que Capello lo dirigió por última vez, parece que se ha acostumbrado a jugar siempre en la cuerda floja, a llevar los partidos y las elimintatorias al límite, a dar dos imágenes completamente distintas en los 90 minutos de juego. Lo que pasa es que esto no siempre puede salir bien, demasiado con que se ganó una liga así (la del propio Capello) y algún partido suelto como el del fin de semana pasado contra el Sevilla.
Ayer no fue una excepción, el equipo salió enrabietado, alentado por un ambiente espectacular, y nada más poner el balón en juego Kaká, más activo que en otras ocasiones pero igual de desafortunado, estrelló el balón contra el portero mientras la gente se frotaba las manos.
Pocos minutos después, Cristiano, en una internada por la izquierda, supera a su marcador por velocidad y cruza el esférico ante la mirada del guardameta que nada pudo hacer.
Ante este vendaval todos nos las prometíamos muy felices y las ocasiones siguieron llegando, hasta 3 claras tuvo Higuaín, sobre todo una en la que, una vez superado el portero, el balón se fue al poste cuando el estadio entero cantaba el gol.
Con el pitido del árbitro indicando el descanso, se acabó el partido, por lo menos para el Madrid.
Al iniciar la segunda parte, el entrenador galo, sorprende haciendo dos cambios en el centro del campo, que a mi juicio resultaron claves para el desarrollo del encuentro.
Lejos de seguir viendo venir la avalancha blanca que habían sufrido en la primera parte, el equipo de Lyon salió sin ningún tipo de complejos, haciéndose dueño del medio campo y acercándose peligrosamente al área del equipo de Chamartín en varias ocasiones.
Ante la inoperancia de Pellegrini, Raúl se desgañitaba en el banquillo animando a los suyos, y los blancos se miraban unos a otros cariacontecidos.
A falta de un cuarto de hora llegó el tanto de los franceses y a partir de ahí fue un querer y no poder para el equipo merengue.
En los últimos instantes Delgado y Lisardo fallaron dos ocasiones solos a puerta vacía, demostrando el nivel del equipo que nos ha eliminado este año.

Después de decepciones como ésta siempre deseo olvidarme por un tiempo del fútbol…pero no puedo.

3 comentarios:

  1. La verdad, no es porque yo sea del barÇa, pero el segundo tiempo de ayer fue patético. Yo creo que si los de Lyon no se hubiesen puesto a la defensiva tras su gol o hubiesen estado mas acertados con los tiros a puerta vacía podriamos haber visto un final de verdadera verguenza para el Madrid. Es una pena que un equipo como este no llegue a cuartos y solo le quede soñar con ganar una liga que no esta ni mucho menos asegurada...

    ResponderEliminar
  2. Xabi Alonso es el único que controla el juego, y sin él, a Guti le dura medio hora la gasolina y Lass mucho correr pero le falta clase.
    El Madrid ha mejorado la defensa, la delantera, pero le falta mediocampo.
    Higuaín tiene que demostrar que es un crack en partidos de champions y no contra el Racing.

    Falta mucho por hacer, aunque estén haciendo una liga muy buena.

    PD: El redondo de ternera de anoche estaba tremendo :-)

    Bye

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo. Para un año que tiene bien apuntalada la defensa le sigue fallando el centro del campo.
    Guti si hubiera sido regular en su carrera, hubiera sido fijo en el Madrid y en la selección. Lass me parece que haría un papel muy digno si no se empeñara en conducir la pelota en vez de pasarla rápido. En cuanto a Higuaín, es cuestión de tiempo, creo que se está destapando.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba