LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

8 de julio de 2010

CRÓNICA COMPULSIVA DEL MUNDIAL DE SUDÁFRICA (VI) ONCE PUYOLES

Tiene gracia, en nuestro país nos hemos pasado todo el Mundial inmersos en constantes debates sobre tácticas, críticas al seleccionador o a ciertos jugadores, y alimentando polémicas hablando del pobre juego de nuestro equipo. Parece que en España sigamos infravalorando al producto de la tierra, y si no que se lo pregunten a Florentino…
Mientras, medio mundo, sobre todo los alemanes que algo saben de esto, han estado estos días alabándonos y regalándonos al oído piropos como que éramos la mejor selección del campeonato o que teníamos once Messis.
Tanto es así que un combinado como el germano que hasta ahora se había erigido como la sensación del torneo y había maravillado a propios y extraños con su arrollador fútbol, ridiculizando a favoritas como Inglaterra y Argentina, saltó al terreno de juego temeroso y con un enorme respeto para enfrentarse al equipo de Del  Bosque. ¿Por algo sería, no?.
Y  es que nadie se atreve ya a jugarle de tú a tú a España, todo el mundo nos plantea el mismo partido, esperando un error, una  jugada aislada, conscientes de la insultante superioridad de la que hacen gala los españoles sobre todos sus rivales.
Soy consciente de que puedo resultar ventajista, pero deberíamos hacer examen  de conciencia todos, y me incluyo el primero, para recordar que en todo el campeonato nos han hecho tan solo 2 goles y en jugadas desgraciadas donde los rebotes han sido determinantes. Que  las pocas ocasiones que han concedido al adversario han sido abortadas por un portero al que inexplicablemente se le ha tenido en el ojo del huracán a base de rivalidades inventadas por ciertos medios de comunicación y de estúpidas historias extradeportivas.
Que se ha criticado, a veces injustamente, en distintos foros al seleccionador, que aunque se haya mostrado algo tozudo en temas como el de Fernando  Torres, ha demostrado con sus decisiones que no está ahí de escaparate y ha logrado ser fiel a un estilo aportando su toque propio.
A todos aquellos que mostraron su disconformidad con el planteamiento que exponía en mi anterior crónica, en el que apelaba a la furia y al coraje en esos momentos en los que la excelencia brillase por su ausencia, les diría que de acuerdo que ayer asombramos a toda la familia futbolística con nuestro juego, pero que no es más cierto que si no fuera por ciertas dosis de garra, de casta y del  orgullo que tienen estos jugadores, nos hubiéramos ido en cualquier momento para casa aun dando mil toques y disfrutando de una posesión de balón cercana al 70%. El ejemplo más notable lo encontramos en la figura del hombre que nos ha llevado a la final con su decisiva acción. Puyol encarna esos valores del tipo de jugador sin el cual no se lograrían los objetivos. Un tesón, una lucha, garra y carácter ganador que se ha convertido en el complemento perfecto a la inmensa calidad que atesora esta plantilla y que nos puede llevar a alcanzar la ansiada gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba