LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

4 de agosto de 2010

EL DÍA DE LA MADRE

Cristina salió ese día mas rápido que de costumbre. La espabilada niña iba saltando con ilusión las baldosas de dos en dos, sus expresivos y enormes ojos azules lo decían todo, era un día especial. Hoy deseaba verla con más ganas que nunca, le tenía una bonita sorpresa preparada.
Aquella mañana la habían dedicado casi por completo en el colegio a elaborar un detalle para el día de la madre.
La niña había escogido un bonito sobre dorado con corazones en el que introdujo una tarjeta decorada por ella misma y que al abrirla se leía: “GRACIAS MAMÁ POR…”. Abajo se podían leer unas líneas escritas por la pequeña con una perfecta caligrafía:

“Por tus consejos.
Por estar siempre ahí cuando más lo necesito.
Y porque sé que nunca, nunca me abandonarás.
TE QUIERO MUCHO”.

Durante todo el recorrido del autobús estuvo comprobando de manera obsesiva que llevaba todas las monedas en la bolsita. Se había pasado la tarde anterior extrayéndolas pacientemente con un cuchillo pues le daba pena romper su cerdito de barro. Gracias a él iba aproximándose céntimo a céntimo a su gran sueño, que no era otro que aquella preciosa bicicleta a la que se detenía a contemplar una mañana tras otra, pegando su carita al escaparate de una tienda que había camino al colegio. Era como un ritual, pero por ahora, aquello tendría que esperar. Merecía la pena…

Se bajó una parada antes para entrar en la floristería. A Juan, dueño de la tienda y amigo de la familia, le fascinaba la sorprendente madurez de esa dulce niña.
Cristina depositó la bolsa con las monedas en el mostrador y sin contarlas, apenas sumaban 13€, Juan se dirigió a prepararle un enorme y llamativo ramo de diferentes flores que a cualquier cliente le habría costado alrededor de 50€. La ocasión lo requería.

Conforme se iba aproximando, a la niña se le notaba más emocionada. Estaba feliz por ver todo tan bonito y con tantas flores. Finalmente, cuando llegó a la altura de su madre, se detuvo ante ella y dándole un beso al sobre, lo puso junto a las flores sobre la tumba.
Era el primer día de la madre desde aquel desgraciado accidente…


No hagamos repetir historias como ésta nunca más, toda precaución al volante es poca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba