LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

29 de septiembre de 2010

HUELGA GENERAL... ASÍ NO

Enlaces a esta entrada
No tengo intención de ocultar la realidad de este país, ni de ignorar los problemas laborales que sufren millones de personas, además mi punto de vista sobre la grave situación que atravesamos ya lo expuse en la entrada "¿TENGO YO LA CULPA DE LA CRISIS?"; hoy quisiera centrarme en el tema de la huelga, un derecho constitucional y necesario a veces como medida de presión para conseguir  que los derechos de los trabajadores no sean vulnerados impunemente.
Pero a los convocantes de esta huelga general, así como de la anterior huelga de funcionarios, me gustaría decirles una cosa, como reza su propio lema: ASÍ NO. Así no, porque ha llegado demasiado tarde, porque apoltronados y subvencionados, nuestros sindicatos han estado haciéndole el juego al gobierno con su cómplice silencio hasta que no han tenido más remedio, para lavar su imagen, que verse obligados a dar una respuesta tardía e inútil, y más cuando todo está ya aprobado y nuestra política económica se encuentra teledirigida por la Unión Europea y el dueño del mundo, el señor Obama. NO, porque como a nadie se le escapa, aunque como siempre algunos no lo quieran reconocer, si hubiera estado un gobierno de otro signo la huelga habría sido muchísimo antes y las manifestaciones se hubieran multiplicado.
No hay que dudar de la necesaria labor de los sindicatos en un país democrático como el nuestro, aunque pienso que este modelo sindical requiere una profunda reestructuración, además de estudiar alguna alternativa de autofinanciación a las millonarias subvenciones estatales que reciben estas organizaciones y de establecer un control coherente del número de horas y liberados sindicales. Como muestra un botón... ¿por qué hay liberados sindicales de por vida? Conozco a gente que no ha llegado a trabajar nunca excusados por sus tareas sindicales.
Como decía anteriormente, esta huelga ha llegado tarde y mal. Las huelgas no se hacen así. ASÍ NO, sembrando el miedo, coaccionando, obligando por la fuerza. Sustituyendo la democracia por la ley del más fuerte. ¿Es necesario abuchear, insultar o zarandear en algunos casos a trabajadores y empresarios?, parece que tengamos la culpa de la crisis los que optamos por trabajar. En un Estado de Derecho se debe conciliar el derecho de huelga y el derecho al trabajo puesto que el mismo derecho que tienen ellos de hacer huelga, tienen los demás de no secundarla. Esta es la mal llamada a veces democracia que tenemos. Es como si en una jornada electoral pusiéramos una pistola en la cabeza a los ciudadanos para que votaran a un determinado partido político .
Curiosamente los líderes sindicales se han hartado de llenarse la boca diciendo, antes de que comenzara, que la huelga iba a ser un éxito... claro, que no sabíamos las armas que iban a emplear. Llaman éxito a cortar las carreteras de los principales polígonos industriales, o mandar piquetes informativos a intimidar, a quemar ruedas y demás... Es curiosa la expresión piquete "informativo", eso ya nadie se lo cree, que en plena sociedad de la información y con la tecnología que disponemos haya que estar el mismo día de la huelga, a pie de calle "informando", a los trabajadores en la puerta de sus empresas los motivos de la misma. Lo peor de todo es que la actuación de estos incendiarios piquetes de cara tapada es consentida en muchas ocasiones por las fuerzas de seguridad y que éste se convierta en un día especial en el que vale todo, hasta los actos vandálicos. Un "hipotético" éxito, (los datos del 70% no se los creen ni ellos),  logrado a base de coaccionar a personas y restringir libertades, para mí no es tal éxito.

Así es este país, un país en el que reina la hipocresía, la España de los dos bandos, en la que si no perteneces a ellos, ya te obligarán a decantarte por uno y si finalmente no lo haces, lo hace la gente por ti. Un país en el que sólo con ver qué periódico lees, con qué cadena de televisión te entretienes o qué emisora de radio escuchas ya saben tu ideología política. Todo está politizado, y los sindicatos no iban a ser menos. La gran paradoja del sindicalismo, aliarse siempre con la izquierda, aunque ésta haya dilapidado el dinero público con políticas de izquierdas para luego intentar arreglar el desaguisado con restrictivas políticas de derechas. ASÍ NO-s va.

27 de septiembre de 2010

LA PLAZA DE JUAN PEDRO

Enlaces a esta entrada
En Murcia hay tal variedad de restaurantes que podríamos estar años celebrando ocasiones especiales sin repetir ni un sólo local. Y para celebrar San Juan, qué mejor sitio que el Restaurante "La Plaza de Juan Pedro" perteneciente al céntrico Hotel murciano el "Arco de San Juan".
Está situado en pleno corazón histórico de la capital, al principio de la antigua calle de Correos, cerca del Ayuntamiento y en el entorno de la típica plaza de San Juan, lugar de encuentro para tapear y comer .
Cuando te encuentras en un sitio especial lo percibes nada más entrar, es un local elegante, tanto el mobiliario y la indumentaria de los camareros, como la mantelería, cubertería y vajilla aportan un toque de distinción.
El restaurante dispone de una especie de mamparas plegables de madera que pueden formar dos salones privados, que se encontraban reservados esa noche.
Tienen un muy buen menú degustación bastante asequible, además de menús de mediodía de calidad.
Optamos por pedir a la carta al haber una única opción de plato principal en el menú.
Mientras nos decidíamos pedimos una cerveza, que nos sirvieron con un aperitivo cortesía de la casa, que era una espuma de puerros servida en un vasito con una pizca de perejil y crujiente de jamón.
La carta es muy variada, con opciones de todo tipo, todo muy elaborado. Nos costó decidirnos, finalmente elegimos de entrantes: mojama y hueva con almendras (no podía faltar en un restaurante de Murcia), huevos rotos con espinacas, queso fresco y piñones (exquisitos), y un plato de almejas, gambas y alcachofas al ajillo (quizá con un toque excesivo de vinagre, pero muy bueno).
Todo ello acompañado de un Protos (Ribera del Duero), una botella de agua y unos panecillos muy ricos.
Pasamos al plato principal, Juani optó como es costumbre por pescado: Merluza en Salsa de Langostinos con Almejas y Gambas (notó mucho el pimentón), y yo nuevamente flaqueé ante la carne: Medallones de Solomillo Ibérico al Foie Fresco y Perlas de Patata (impresionantes).
Finalmente, y haciendo un gran esfuerzo quisimos probar sus postres (todo sea por el blog), y dimos buena cuenta de la Leche Frita con Azúcar Moreno y Helado de Turrón, y del Cilindro de Cacao Amargo con Ganaché de Naranja y Turrón (riquísimos).
Totalmente satisfechos declinamos la invitación a un chupito, sentándome la cena de maravilla, sobre todo si vas invitado...
Altamente recomendable.
Plano de situación
 LaPlaza Restaurante - Plaza San Juan s/n - 30003 Murcia - T.: 968 22 12 00 - info@laplazarestaurante.com

21 de septiembre de 2010

¿LA TENEMOS TOMADA CON EL ISLAM?

Enlaces a esta entrada

En España, por lo menos en teoría, hay libertad de expresión, de culto, ideológica y todos somos iguales ante la ley independientemente de la raza, el sexo o la religión que se profese. Nadie puede imponer nada por la fuerza y todo el mundo disfruta de sus costumbres y tradiciones como mejor les convenga (salvo en Cataluña y Canarias con los toros).
La existencia de libertad no nos debe confundir y hacer caer en la tentación de añorar un mundo sin ciertas restricciones; hay unas reglas, siempre las habrá y son irremediablemente necesarias. Al igual que los derechos y libertades existen obligaciones, normas que hay que cumplir y respetar para lograr una convivencia pacífica.
El hecho de apoyarse en ideologías, religiones o creencias, no debe ser pretexto para eludir las normas del país que te acoge. Estamos en unos tiempos donde hay ciertos temas tabú o muy delicados sobre los que hay que andar con pies de plomo y en los que por ciertos temores a ser tachados de fascistas, racistas y demás calificativos que se quieran utilizar, no se quieren tocar o se tratan de una manera errónea. 
Un buen ejemplo de todo lo expuesto es la polémica suscitada por la famosa alumna de Pozuelo a la que no se le permitía entrar a clase con un velo, y es que si en un Centro Educativo hay unas normas de régimen interno que prohíben a los alumnos llevar la "cabeza cubierta" en las clases, esas normas son las mismas para el rapero que lleva una gorra, el niño que pretende entrar en clase con una careta de Spiderman o la niña que su religión le impone llevar un velo cubriendo su cabeza. Todo planteamiento que quiera llevar el tema a polémicas religiosas, xenófobas o racistas, es malicioso y estúpido. Al igual que el tema del burka, dejando a un lado que es un elemento absolutamente denigrante para el sexo femenino, una mujer que entra en un organismo público tendrá que llevar la cara descubierta para ser en todo momento identificada y no hay que buscar más problemas donde no los hay, fuera de allí, que vaya disfrazada si lo desea.
De lo más surrealista me parece la reivindicación de asociaciones islamistas que recientemente y coincidiendo con el final del Ramadán, solicitaban a los empresarios murcianos que se les concediera los dos días de fiesta al año que tienen por su religión. ¿Qué pretenden? ¿gozar de dos días libres más que el resto de trabajadores del país? o ¿lo cambiarían por el día de Navidad o Viernes Santo?...
Es cuanto menos sorprendente que personas que vienen de vivir en unas condiciones infrahumanas, privados de cualquier derecho, sometidos a regímenes autoritarios y restrictivos de toda libertad, de repente se encuentren en un país con una democracia que les permite acceder a todo tipo de ayudas sociales, educación gratis, D.N.I., sanidad gratuita, una Constitución y unas leyes que los amparan, justicia gratuita para personas sin recursos y todavía 
algunos deseen imponer "sus reglas". No quiero decir con esto que, obviamente como personas totalmente iguales a nosotros, no se merezcan todos y cada uno de esos derechos de los que disfrutan en nuestro país, ni que nos tengan que estar agradecidos eternamente, pero oír últimamente todas estas noticias me dejan perplejo.
Estoy totalmente en desacuerdo con el pastor descerebrado  que quería quemar ejemplares del Corán el pasado 11 de septiembre en Estados Unidos, imbéciles los hay en todos sitios y en cualquier religión. Ahora, amenazar y echar mano enseguida de las armas porque a un personaje se le ocurra semejante tontería lo veo excesivo.
De eso es de lo que estoy en contra, de la intransigencia y del extremismo. Las exageradas respuestas islamistas a las "provocaciones" occidentales están últimamente a la orden del día, interpretando como provocación cualquier acto. Por ejemplo, ahora se ha armado un revuelo considerable en Marruecos porque el líder de la oposición de nuestro país, Mariano Rajoy, va a visitar una ciudad española, en este caso Melilla. ¿Acaso nuestros líderes políticos no van a poder ir a visitar la ciudad que les plazca? Hay que recordar que este verano, ante la pasividad de la policía y autoridades de Marruecos, los activistas marroquíes estuvieron bloqueando la frontera con Melilla impidiendo el paso de cualquier mercancía a la ciudad autónoma y colocaron carteles denigrando a las mujeres policía de esa ciudad. ¿Eso no es una provocación? ¿Deberíamos haber quemado banderas y empuñado las armas?.
Explíquenles ustedes a un ciudadano norteamericano qué significa la palabra provocación cuando finalmente coloquen una mezquita junto a la zona cero, cerca de donde radicales islamistas hicieron estrellar 2 aviones acabando con la vida de más de dos mil compatriotas suyos.
Siguiendo con provocaciones, amenazas y reacciones desmesuradas, hace poco nos sorprendía una noticia muy curiosa. Resulta que el nombre de una discoteca de Águilas ha hecho aflorar esos sentimientos extremistas, poniendo en el punto de mira del terrorismo islámico a todo un país, hasta tal punto que los dueños del local han reculado y están dispuestos a cambiarle el nombre, logotipo y hacer todo tipo de reformas para evitar cualquier ofensa. Gesto loable por su parte, pero, independientemente de que haya supuesto una gran campaña de marketing para este establecimiento, ¿hay que llegar hasta ese punto?... Los símbolos religiosos merecen un respeto pero... ¿Realmente resulta una ofensa tan grande como para generar este clima?, ¿la tiene todo el planeta tomada con el Islam?.
Soy de la opinión de que muchos problemas se solucionarían poniéndose en el lugar del otro.
Imaginemos que emigramos a un país donde la religión predominante es el Islam, ¿tendríamos derecho allí de hacer todas las reivindicaciones con la libertad que ellos las hacen aquí? ¿podríamos pasar a una mezquita calzados o vestidos como nos diera la gana?, ¿sería una provocación pedir en voz alta en ese país que no lapiden a mujeres porque no nos  parece bien? o ¿manifestarnos en su país para que no le cortaran la mano a los que robaran?
Con todo esto no quiero demonizar ni a una sociedad ni a una religión y más cuando en España no hace mucho andábamos inmersos en una cruel y sangrienta guerra civil, las mujeres no tenían ningún tipo de derechos y nuestra religión se ha dedicado a "quemar brujas" y últimamente se ha "ocupado" demasiado de los menores. 
Pero es cierto que aún hay civilizaciones ancladas en el pasado sometidas a unas arraigadas costumbres apoyadas en un fanatismo exacerbado que, con el paso del tiempo, supongo suavizarán sus postulados y experimentarán una "apertura" que llegará más tarde o más temprano. Mientras tanto un poco de sentido común no nos vendría mal a todos.

17 de septiembre de 2010

RAFA NADAL, UN NUMERO 1 COMO PERSONA

Enlaces a esta entrada
Rafael Nadal acaba de pasar a la historia tras ganar el Abierto de Estados Unidos, siendo uno de los únicos 7 tenistas en ser capaces de ganar los 4 Grand Slams. A pesar de haber triunfado en multitud de torneos más, tener la Copa Davis, ganar el Oro Olímpico, ser nº 1 Mundial.... da la impresión de que no se canse nunca de ganar. Todo ello cobra aún mayor relevancia al coincidir su carrera hasta ahora con el mejor tenista de todos los tiempos, Roger Federer. 
Tan solo es un chico de 24 años, aunque parezca que lo estemos viendo jugar toda nuestra vida, y por ello sigue intentando mejorar día a día. Mientras abarrota sus vitrinas con innumerables trofeos, trabaja por perfeccionar su juego, por ser un poquito mejor.
En realidad el "zurdo de oro" es diestro, su entrenador desde bien pequeño fue obligándolo a jugar con la izquierda, convirtiéndose esto en un arma mortífera para sus rivales. Por su tipo de juego, como tantos otros tenistas españoles, era un experto en tierra batida, ahora y gracias a su esfuerzo, gana en cualquier superficie. Ha mejorado mucho en el saque, (su auténtico talón de Aquiles) fundamental en el tenis de hoy en día,  que hacía que su juego se basara demasiado en el físico, convirtiendo en una heroicidad ganar cada partido.
Su fortaleza física salta a la vista, pero lo que más llama la atención si cabe es su fortaleza mental, su capacidad para remontar partidos imposibles, llegar a bolas inalcanzables sin dar una por perdida. Es la que le hace jugar cada punto como si fuera el último de su vida.
El año pasado, plagado de lesiones, fue fatídico para él, lo pasó realmente mal, muchos ventajistas y agoreros aprovecharon la ocasión para anunciar que estaba poco menos que acabado, que nunca llegaría a ser él mismo. Con esfuerzo, pundonor y trabajo ha demostrado a todo el mundo que no solo ha sido capaz de volver a la cima del éxito, sino de mostrar un nivel todavía superior. Por ello el pasado mes de junio lloraba desconsoladamente al vencer en Roland Garros, lágrimas de rabia contenida, de tensión acumulada, de satisfacción por el trabajo bien hecho.
En la rueda de prensa ofrecida por Nadal nada más aterrizar en España, tras su histórico triunfo en el US Open, hizo gala nuevamente de su humildad al afirmar con rotundidad que es una barbaridad decir que es el mejor deportista español de la historia y que para él es un honor el que se le compare con ese grupo selecto de grandes deportistas españoles, al ser preguntado por los periodistas sobre el debate que se ha abierto en las últimas fechas.
Este tipo de reacciones son las que hacen de él un tipo sencillo, cercano, hacen que cuando vemos a Nadal fuera de las pistas, parece como si estuviéramos viendo a nuestro vecino del 5º y no a un auténtico número uno Mundial.
En época de Cristianos Ronaldos, Beckhams y demás figuras del deporte convertidas en verdaderos iconos de imagen dentro de un frívolo mundo impregnado de superficialidad, emerge la personalidad de un número uno en todos los aspectos. Es un caballero fuera y dentro de la pista, en la derrota y en la victoria, hasta tal punto que cuando gana parece estar más pendiente de consolar a sus rivales que de celebrar el triunfo en sí. Sobre todo con Federer, su gran rival, que no enemigo, al que no se cansa nunca de elogiar. Su historial, aparte de trofeos, está plagado de gestos deportivos con sus contrincantes, impecable con el contrario, en los buenos y malos momentos siempre tiene buenas palabras hacia ellos. El último ejemplo son las palabras que dedicó a Novak Djokovic tras ganar la final del torneo americano: "Felicidades por la actitud tras un momento tan difícil como perder una gran final. Es un buen ejemplo para los niños. Algún día ganarás este torneo"
Es amigo de muchos otros deportistas como Gasol y admirado por todos, sin ir más lejos en su estancia en la Villa Olímpica durante los Juegos Olímpicos de Pekín, se convirtió en la figura más buscada de nuestros participantes, todos querían compartir un ratito con su ídolo y hacerse una foto con él. Lejos de alojarse en exclusivos hoteles de lujo, como hicieron otras estrellas, optó por trasladarse a la Villa Olímpica para convivir con el resto de la delegación española. Diariamente Rafa, inalterable, firmaba autógrafos y se hacía fotos con una paciencia infinita. 
Lo dice todo su imagen en la final del pasado Mundial de fútbol de Sudáfrica , engalanado con bufanda, bandera, camiseta y sus pinturas de guerra en la cara, igual que cualquier chico de su edad, ilusionado y emocionado como el que más, como si él no estuviera acostumbrado a los triunfos importantes... Eso habla mucho de una persona que, a sus 24 años, probablemente sí que sea el mejor deportista español de todos los tiempos y un ejemplo como persona para el mundo entero.

13 de septiembre de 2010

ESPAÑOLES.... DIOS NO EXISTE

Enlaces a esta entrada
Últimamente hemos sido testigos de una revelación histórica que parece que hemos dejado pasar sin prestar la atención debida a una noticia de tal magnitud y vital importancia para la raza humana.
Llevamos siglos y siglos angustiados por hallar una respuesta al enigma de la existencia de Dios y ahora llega un científico que, cómodamente sentado desde su silla, nos lo resuelve con unas fórmulas sencillas y encima, no le hacemos mucho caso.
Me gustaría analizar esta noticia con la profundidad que merece semejante hallazgo, sobre todo ahondando en las consecuencias que tiene esta afirmación:

El primer damnificado a mi juicio es Jesucristo, ¿se habrá enterado por los medios de comunicación de que no existe su supuesto padre? y la virgen María tendrá que dar una explicación razonable ¿no?, a todo esto ¿qué opina Belén Esteban?...

Por una vez apiadémonos de nuestro pobre Papa, cabeza visible de una iglesia descabezada, trabajador de una empresa ficticia, sin jefe. De alguna manera todos necesitamos ser guiados por una persona que cargue con el peso de la responsabilidad, ansiamos tener alguien por encima que nos diga qué tenemos que hacer o qué está bien o mal hecho. Los jefes por muy mal que nos caigan, cumplen su papel, se hacen necesarios, aunque  solo sea para descargar nuestras tensiones...

Pienso también en el Vaticano, en las miles de Iglesias desaprovechadas. ¿Qué hacer con ellas?. Desde aquí propongo que, en compensación por los errores cometidos en los últimos años, se utilicen como guarderías o colegios públicos (no regentados por curas, claro, no la vayamos a seguir liando, encima ahora que saben que su jefe no les controla). 

¿Y el demonio, qué pasa con él? Parece que pierde sentido su existencia también. Porque qué sería de nosotros sin nuestro enemigo íntimo, sin nuestra antítesis, sin alguien a quien odiar profundamente o a quien dirigir nuestras iras. Imagínense el sentido de nuestra vida sin Hacienda, sin un gobierno al que criticar, a un perro sin el gato, al Madrid sin el Barca, a Esperanza Aguirre sin Gallardón ... Nada tendría sentido.
En Murcia por lo menos veíamos al demonio en las procesiones del Domingo de Resurrección y ¿ahora qué? ¿ese hombre se queda sin trabajo?. La verdad es que tenía un trabajo un poco comprometido: - ¿Tú a qué te dedicas?, - Pues yo... soy demonio. - ¡Qué guay tío!, tiene que molar ser demonio.... ¿qué se siente?, - Pueeees a parte de un poquito de calor en tu casa y de que alguna gente te mira mal...  nada especial...

¿Nadie se ha parado a pensar la incidencia tan enorme que va ejercer en nuestra lengua la inexistencia del Todopoderoso? Tendremos que dejar de utilizar expresiones tan recurridas como: Dios mío, Que Dios te bendiga, Adiós, Anda con Dios, Válgame Dios, si Dios quiere (aunque algunos visionarios ya añadían ..."y si no quiere también"). A Dios rogando..... Tarea difícil se les presenta a los miembros de las Reales Academias de la Lengua para ofrecernos alternativas en un idioma huérfano de todas estas expresiones.
El símbolo del triángulo con un ojo...¿qué será de él?..., podríamos crear una nueva señal de tráfico, no sé, una señal triangular con un ojo dentro... PELIGRO, NO MIRE.... o PRECAUCIÓN, MIRONES, y la pondríamos justo antes de algún accidente en la carretera, así acabaríamos con las retenciones e interminables colas ocasionadas, no por el accidente en sí, sino por la ralentización del tráfico producida por la curiosidad y el morbo intrínseco en las personas.

Tampoco quiero olvidarme del famoso gol de Maradona contra Inglaterra en el Mundial de Méjico 1986, el de "la  mano de Dios". Si éste no existe, ¿quién metió ese gol?, ¿nos engañó a todos?, ¿habría que repetir ese Mundial?.

En cierto modo, creo que al ser humano no le conviene quedarse sin su Dios, sin alguien a quien rendir cuentas, alguien que esté por encima de ti, alguien al que admires, en quien confíes, al que temas, al que le reproches las cosas, alguien con quien hablar, en definitiva, algo en qué creer. Si no, ¿qué demonios hacemos aquí?.

10 de septiembre de 2010

GREASE

Enlaces a esta entrada


Es curioso,  siempre advierto ciertas diferencias entre los musicales que he tenido oportunidad de disfrutar en la Gran Vía de Madrid y los que he podido ver en el  Auditorio Víctor Villegas de la capital murciana.
La Bella y la Bestia y "A" de Nacho Cano superaron con creces en espectacularidad, luces, efectos y vestuario tanto a Cabaret como al  musical que vi la última vez en Murcia, Grease.
Supongo que la  clave de la cuestión residirá en que estas compañías no pueden disfrutar aquí de los mismos medios de  los que disponen en la ciudad madrileña, con teatros más reducidos y antiguos que nuestro Auditorio pero por lo  visto con más posibilidades.
El caso es que cuando me enfrento a una historia que es de sobra conocida por todos, lo hago  siendo consciente de ello, pero esperando a su vez que me sorprendan, ya no por el fondo sino por la forma.
Eché de menos en Grease más y mejores decorados, juegos de luces (los únicos que hubo cegaban más que adornar), algún efecto... en definitiva, más espectáculo.
A los artistas, nada que objetar, quedó patente una vez más la excelente cantera que tiene este género en nuestro país. Magníficas voces de todos y cada uno de ellos, buenas interpretaciones de la mayoría acompañadas de divertidas coreografías.
En cuanto a la protagonista, Gisela, sus ciertas limitaciones en el baile (no hacía gala de la soltura del resto de bailarines) las suple con una sensacional voz.
Sin duda el momento de la noche, su interpretación en el balcón del tema: "Sigo enamorada de tí", sencillamente impecable. El papel de Sandy parece hecho a su medida.

Vídeo colgado en Youtube por un particular

De lo más destacable de la obra, la contundente e impresionante voz de Víctor Díaz que da vida a Vince Fontaine.
Para finalizar y como es costumbre en estos musicales, un poco de psicología aplicada al espectador para que éste se vaya contento: animado popurrí de todas las canciones a la despedida, con los actores mezclándose con su público y alardes de la banda de música que hicieron que nos fuésemos a casa con un buen sabor de boca.


P.D.: Por muy buenas entradas que lleves para este recinto, si te toca delante el hombre más alto de la sala, puede que te arruine el espectáculo.

6 de septiembre de 2010

INVICTUS

Enlaces a esta entrada

El cine a veces traspasa las fronteras del mero entretenimiento y nos brinda la oportunidad de, entre otras cosas, conocer mejor a ciertos personajes históricos a los que merece la pena aproximarse.
Todos sabemos en mayor o menor medida el determinante papel que desempeñó Nelson Mandela en Sudáfrica, pero al disfrutar de la maravillosa ceremonia de clausura del pasado Mundial de fútbol sudafricano, me llamó la atención la verdadera veneración que tiene todo un país a esta celebridad. El estadio casi se vino abajo cuando estalló de júbilo al verle aparecer por el terreno de juego saludando, pese a su delicado estado de salud. Los comentaristas de TV afirmaban que, independientemente del partido que se jugara después, se sentían unos privilegiados al poder compartir estadio con un personaje tan importante en la historia reciente de este mundo.
Tras ver la película "Invictus" he podido comprender el significado de estas reacciones al admirar en todo su esplendor la verdadera dimensión de una figura tan emblemática como la del expresidente sudafricano Mandela. Ahora comparto aún más esa admiración.
Mención aparte merece el extraordinario director de esta película, Clint Eastwood, quien sigue acumulando en su filmografía pequeñas obras de arte (Mystic River, Million Dollar Baby, Gran Torino....), esta vez apoyado en un soberbio Morgan Freeman (nadie podía encarnar mejor este personaje), convirtiendo un interesante tema histórico en una gran película.

En ella Eastwood nos dibuja el perfil de una figura legendaria de la que todos deberíamos estar orgullosos, un hombre que tras sufrir casi 30 años en la cárcel, víctima del terrible Apartheid, se enfrentó a un país convulso, con unas exageradas diferencias raciales y unas heridas en la sociedad imposibles de cicatrizar. Y lo hizo de una manera conciliadora, evitando represalias, enterrando rencores, intentando en todo momento crear un clima de normalidad e integración para lograr la unidad del país en una situación extremadamente delicada. Una persona que siempre tenía un gesto amable o una palabra agradable con todo el mundo, incluso con la gente que le había hecho sufrir un verdadero infierno gran parte de su existencia. Era alguien que exigía a sus escoltas que hicieran su trabajo con una sonrisa permanente en sus labios, que transmitía su mensaje de una manera directa, cercana...
Cuánto echamos de menos más dirigentes como él, todo marcharía mejor. 
Gracias Mandela por aportar tu pequeño grano de arena para intentar hacer este mundo un poquito mejor.


Os recuerdo que tenemos un grupo de facebook llamado "Hablemos de cine" al que os podéis unir todos aquellos que os guste el cine y queráis compartir cualquier cosa sobre el séptimo arte.
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba