LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

13 de septiembre de 2010

ESPAÑOLES.... DIOS NO EXISTE

Últimamente hemos sido testigos de una revelación histórica que parece que hemos dejado pasar sin prestar la atención debida a una noticia de tal magnitud y vital importancia para la raza humana.
Llevamos siglos y siglos angustiados por hallar una respuesta al enigma de la existencia de Dios y ahora llega un científico que, cómodamente sentado desde su silla, nos lo resuelve con unas fórmulas sencillas y encima, no le hacemos mucho caso.
Me gustaría analizar esta noticia con la profundidad que merece semejante hallazgo, sobre todo ahondando en las consecuencias que tiene esta afirmación:

El primer damnificado a mi juicio es Jesucristo, ¿se habrá enterado por los medios de comunicación de que no existe su supuesto padre? y la virgen María tendrá que dar una explicación razonable ¿no?, a todo esto ¿qué opina Belén Esteban?...

Por una vez apiadémonos de nuestro pobre Papa, cabeza visible de una iglesia descabezada, trabajador de una empresa ficticia, sin jefe. De alguna manera todos necesitamos ser guiados por una persona que cargue con el peso de la responsabilidad, ansiamos tener alguien por encima que nos diga qué tenemos que hacer o qué está bien o mal hecho. Los jefes por muy mal que nos caigan, cumplen su papel, se hacen necesarios, aunque  solo sea para descargar nuestras tensiones...

Pienso también en el Vaticano, en las miles de Iglesias desaprovechadas. ¿Qué hacer con ellas?. Desde aquí propongo que, en compensación por los errores cometidos en los últimos años, se utilicen como guarderías o colegios públicos (no regentados por curas, claro, no la vayamos a seguir liando, encima ahora que saben que su jefe no les controla). 

¿Y el demonio, qué pasa con él? Parece que pierde sentido su existencia también. Porque qué sería de nosotros sin nuestro enemigo íntimo, sin nuestra antítesis, sin alguien a quien odiar profundamente o a quien dirigir nuestras iras. Imagínense el sentido de nuestra vida sin Hacienda, sin un gobierno al que criticar, a un perro sin el gato, al Madrid sin el Barca, a Esperanza Aguirre sin Gallardón ... Nada tendría sentido.
En Murcia por lo menos veíamos al demonio en las procesiones del Domingo de Resurrección y ¿ahora qué? ¿ese hombre se queda sin trabajo?. La verdad es que tenía un trabajo un poco comprometido: - ¿Tú a qué te dedicas?, - Pues yo... soy demonio. - ¡Qué guay tío!, tiene que molar ser demonio.... ¿qué se siente?, - Pueeees a parte de un poquito de calor en tu casa y de que alguna gente te mira mal...  nada especial...

¿Nadie se ha parado a pensar la incidencia tan enorme que va ejercer en nuestra lengua la inexistencia del Todopoderoso? Tendremos que dejar de utilizar expresiones tan recurridas como: Dios mío, Que Dios te bendiga, Adiós, Anda con Dios, Válgame Dios, si Dios quiere (aunque algunos visionarios ya añadían ..."y si no quiere también"). A Dios rogando..... Tarea difícil se les presenta a los miembros de las Reales Academias de la Lengua para ofrecernos alternativas en un idioma huérfano de todas estas expresiones.
El símbolo del triángulo con un ojo...¿qué será de él?..., podríamos crear una nueva señal de tráfico, no sé, una señal triangular con un ojo dentro... PELIGRO, NO MIRE.... o PRECAUCIÓN, MIRONES, y la pondríamos justo antes de algún accidente en la carretera, así acabaríamos con las retenciones e interminables colas ocasionadas, no por el accidente en sí, sino por la ralentización del tráfico producida por la curiosidad y el morbo intrínseco en las personas.

Tampoco quiero olvidarme del famoso gol de Maradona contra Inglaterra en el Mundial de Méjico 1986, el de "la  mano de Dios". Si éste no existe, ¿quién metió ese gol?, ¿nos engañó a todos?, ¿habría que repetir ese Mundial?.

En cierto modo, creo que al ser humano no le conviene quedarse sin su Dios, sin alguien a quien rendir cuentas, alguien que esté por encima de ti, alguien al que admires, en quien confíes, al que temas, al que le reproches las cosas, alguien con quien hablar, en definitiva, algo en qué creer. Si no, ¿qué demonios hacemos aquí?.

1 comentario:

  1. Pues si no existe un Dios Creador, habrá que inventarlo como dijo Voltaire, porque no encuentro nada lógica nuestra existencia, de no ser por la intervención de un Ser Superior.

    "Toda casa es construida por alguien, pero el que ha construido todas las cosas es Dios" (Hebreos 3:4)Estas palabras se encuentran en la Biblia y para mí tienen la solidez que la propia ciencia ha demostrado: Que la vida viene de la vida.

    Según las tesis de muchos, la vida se originó por casualidad a partir de una o más células primigenias. Pero para que una célula sobreviva necesita la intervención conjunta de, como mínimo, tres tipos de moléculas complejas: ADN, ARN y proteínas.

    Pocos científicos, si acaso alguno, sostendrían que una célula viva completa se formó súbitamente por azar a partir de una mezcla de compuestos inanimados, pero como no es mi intención hacerme muy extenso, dejo este comentario para la reflexión y también para que nos apartemos de la figura distorsionada del "dios" o "dioses" que el hombre ha creado y busquemos al verdadero, a fin de cuentas "no está muy lejos de nosotros" (Hechos 17:27)

    Un saludo. Francisco M.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba