LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

27 de octubre de 2010

CRÓNICA DEPORTIVA DEL REAL MURCIA-REAL MADRID

Enlaces a esta entrada


"En líneas generales estoy contento con el equipo. Han querido ganar el partido todos los jugadores, pero mis críticas sólo aparecen cuando hay gente que no quiere jugar a tope, lo que no ha sido el caso. El Madrid no ha ganado al Murcia porque el portero local ha tenido una buena noche, lo que no quita para que yo me vaya muy contento con el trabajo de mi equipo y mis jugadores. Con esta actitud no tendremos problemas para ganar en el Bernabéu y pasar la eliminatoria"... esta es la reflexión de Jose Mourinho en la rueda de prensa nada más acabar el encuentro.


Todo esto provoca que me plantee algunas cuestiones: 

- ¿Actitud?, ¿realmente una entidad todopoderosa como el Real Madrid ante un equipo de Segunda B, se conforma sólo con esto?, la actitud ¿no se le supone a todo equipo?, para eso cobran ¿no? y bastante además. Por cierto, esto me hace recordar el tema de las primas por ganar en el fútbol, algún día reflexionaré sobre ello.

- Sus jugadores, ¿han querido ganar el partido? y ¿por eso hay que estar contentos?. Quisiera saber qué clase de profesionales de la talla de los que estamos hablando no sale a ganar un partido o si por el contrario es lícito salir a perder.

- El Madrid no ha ganado porque el portero local ha tenido una buena noche. Ya, claro. Un club como el Real Madrid no puede supeditar un resultado a la actuación del portero contrario, por muy sobresaliente que ésta fuere, y encima ante un contrario de Segunda B.

- Admite el entrenador portugués que se notó la ausencia de hombres como Xabi y Ozil, cabría recordar en este sentido que el Murcia jugó sin su portero titular y 3 de sus mejores jugadores de medio campo hacia delante Aguilera, Isaac y Chando. Por lo que no es excusa la ausencia de determinados futbolistas en el equipo merengue, detalle que por otra parte es de agradecer por parte de los aficionados, puesto que los blancos se presentaron con una alineación de una gran categoría.

- Todas las amenazas de Mou a sus jugadores han quedado en el olvido, toda esa parafernalia montada durante la semana no ha servido más que para intentar motivar a una plantilla excesivamente acomodada durante los últimos años.


El Real Murcia se mostró como un equipo serio, trabajado, con fuerza y seguridad defensiva, haciendo de la colocación y la concentración sus principales bazas. Este año hay entrenador y esto se nota.

El punto débil que se pudo adivinar ayer, es el que está aflorando en lo que llevamos de temporada: la inocencia arriba, la escasa mordiente en la zona de ataque. Ayer este hecho pudo estar justificado por el enorme desgaste efectuado y en mayor medida por el miedo al peligrosísimo contragolpe madridista, al temor a irse arriba provocado por la falta de confianza. 
De no ser por este factor el Murcia habría ganado todos los partidos de su liga al haber materializado una superioridad que ha sido manifiesta sobre todos sus rivales.


Por parte del Madrid destacar su orden, capacidad defensiva y poco más. No gozó de excesivas oportunidades y cuando las tuvo la puntería brilló por su ausencia. Diarra, Granero y Benzemá se empeñaron en demostrar una vez más que no poseen categoría suficiente como para jugar en este Real Madrid. Al francés se le acaba el crédito, excusas como su carácter o su falta de aclimatación, que se esgrimen para maquillar su escaso rendimiento, quedan en evidencia ante la aportación de jugadores recién llegados como Di María u Ozil que han necesitado menos de 2 meses para demostrar su contrastada valía.
Poco se le vio a Cristiano Ronaldo, que entre el naufragio colectivo blanco tiró de orgullo y raza. CR7 cumple todos los estereotipos de "estrella mediática", a los que añade un amor propio y un genio encomiables. Probablemente se gane a pulso la ira del respetable, pero no se puede negar que es un futbolista diferente, un fuera de serie.
El Madrid se enfrentaba a uno de esos partidos "trampa" que irremediablemente se le presentan en cada temporada, uno de esos encuentros en los que se tiene muy poco que ganar y todo que perder, en los que no se le admite fallar pues el descalabro sería  descomunal. Anduvo el equipo coqueteando demasiado con el ridículo, a sabiendas de que el partido de vuelta en el Bernabéu será más que suficiente para pasar ronda.

CRÓNICA COMPULSIVA REAL MURCIA-REAL MADRID

Enlaces a esta entrada
Hoy puede ser un gran día, de ilusión también se vive.

El viaje de ida al estadio al ser escalonado no presenta excesivos problemas de grandes atascos o de aparcamiento, ahora, sigo pensando que es inconcebible que desde una pedanía que está a 4 km de la ciudad hasta el estadio, tarde lo mismo que en un viaje a la playa (Mar Menor). Con lo cual tienes que salir con más de una hora de antelación de tu casa para ir sin agobios.

Ni siquiera me han mirado la bolsa a la entrada, total sólo llevo un bocadillo, las pipas, y un botellín de agua, pero.. ¿y si hubiese llevado algo más?.

Se respira un buen ambiente de fútbol, el Madrid es un club afortunado, que te toque un Segunda B con este clima y este magnífico campo cuando en esta categoría casi todos los estadios son patatales, es de agradecer.

Más de 20.600 espectadores no está nada mal, pero quizás el aspecto de los graderíos me decepcione un tanto y más cuando el mejor Madrid de los últimos años se presenta con su gran estrella y una alineación con 4 campeones del mundo y jugadores de talento y talla internacional. Probablemente el horario laboral y los excesivos precios en tiempos de crisis tengan mucho que ver (ya es habitual que la ambición de los dirigentes tenga como resultado que el campo presente un aspecto inusual).

Una vez más la afición murciana de diez, aunque sigo sin entender cómo gente de Murcia puede ir a favor del equipo contrario, va contra natura por mucha devoción que sientas por el Madrid, y no me vale la excusa que argumentan algunos compañeros de butaca de que el Murcia si pasa la eliminatoria no va a hacer nada y el equipo blanco tendrá más posibilidades de hacer algo en la Copa del Rey. Con esta mentalidad gran número de equipos ni se presentarían a jugar muchos partidos, es más, me atrevo a decir que ni existirían.
En este tipo de encuentros no lo dudo ni un instante, aunque es una sensación extraña ver competir entre ellos a los dos equipos de tus amores, me decanto siempre por el de mi tierra que es el que verdaderamente me toca la fibra sensible.

Sale el Madrid a calentar, me dejo las pipas para después, hay que prestar mucha atención y disfrutar el momento, nunca se sabe cuando vas a poder volver a verlos por aquí...

Saltan los jugadores entre una nube de papelitos, creo que mi cuñado ha recortado toda la prensa de la Región de lo que va de año. Comienza el partido, retomo las pipas.

Un murmullo recorre la grada, estamos haciendo un papel digno, tampoco es para tanto el Ronaldo éste... , se empieza a comentar con sorna que el próximo partido de liga el Madrid se presentará a jugar con el Castilla.

Llega el descanso, uno de los mejores momentos de la noche, mi bocata de jamón, con su tomate, su queso..., ¡uff qué placer!

Siguen los papelitos omnipresentes, no se acaban nunca, hemos inundado el fondo norte de trocitos de periódico. Mi sobrina se está portando muy bien, está madurando, ¡Dios!, que mayor estoy.

Benzemá se retira entre abucheos, me consta que Mou ha mandado preparar ya su tumba. El luso saca 3 titulares más, ni así nos ganan.

Pues tampoco hace tanto frío hoy, claro, aquí todos juntitos...

Empate final con dulce sabor, si Mourinho cumple su palabra la Casa Blanca debería llenarse de cruces. Que nos quiten lo "bailao"...

A la salida abren el sentido contrario del tráfico y todo se despeja pronto de coches, una buena opción para eludir el eterno problema del acceso a Nueva Condomina pero que requiere de un dispositivo policial enorme que se podría haber ahorrado si se hicieran las cosas bien hechas desde el principio (pero parece que aquí siempre las cosas se piensan después de hacerlas).
Murcia ¿No Typical?

24 de octubre de 2010

PERIODISMO DEPORTIVO ROSA

Enlaces a esta entrada
En los últimos tiempos estamos viviendo el nacimiento de un nuevo fenómeno, digamos que de una nueva vertiente del periodismo "rosa", una mutación entre el periodismo de sociedad y el deportivo. Y es que abriendo periódicos como As y Marca, nos adentramos en un universo no muy diferente al del papel cuché. 
Al final todo se reduce al mismo objetivo, vender un puñado de ejemplares más que la competencia...
.
El fútbol es un claro exponente de este fenómeno, este deporte pertenece a un mundo en donde parece que algunos entrenadores asuman el papel de ser las auténticas estrellas del deporte del balón, las vedettes del espectáculo. 
 Las ruedas de prensa se están convirtiendo en un elemento incluso más importante que el evento deportivo en sí, no hay más que ver la tremenda expectación que hombres como Guardiola o Mourinho despiertan en sus comparecencias ante la prensa.
Un enfado, un roce con algún jugador, una declaración polémica, se están convirtiendo en verdaderos generadores de noticias y de debates traspasando lo meramente futbolístico y dejando de lado al gol, al regate, en definitiva, al juego. Las cámaras siguen más de cerca las andanzas en el área técnica del entrenador portugués del Real Madrid que al juego desplegado por su equipo.
 
Con Mou nace la figura del entrenador "mediático", cada gesto, cada palabra que sale de su boca provoca un tsunami de reacciones de todo tipo, haciendo correr ríos de tinta en los principales diarios de nuestro país.
El sensacionalismo está a la orden del día en el periodismo deportivo, de tal manera que a veces nos es imposible dilucidar si la noticia que nos están ofreciendo la podemos catalogar como deportiva o de sociedad.
Los espacios de deportes de los telediarios han adoptado una autonomía independiente del telediario en sí, nutriéndose de noticias insustanciales más propias de un programa de corazón, ocurriendo esto mismo a la inversa, hay programas como "Corazón de...." que en la mayoría de ocasiones dedican importantes minutos de programa a las andanzas profesionales de nuestros deportistas sirviendo de pretexto para introducirnos de lleno en su vida íntima.
Ambos mundos están interconectados, así en este país hemos pasado del prototipo de pareja de éxito de torero-tonadillera a la de futbolista-modelo, a ver a algunos jugadores más en saraos nocturnos y anuncios televisivos que en el propio terreno de juego, a encumbrar a una casi periodista deportiva (no ha acabado la carrera)  reconvertida en fenómeno de masas por sus escarceos amorosos con un futbolista mediático.
 Hemos vivido un Mundial de fútbol rodeado de la polémica suscitada por la pareja aludida, mientras la cadena de las Mamachicho se frotaba las manos ante el nuevo "producto", de manera que casi se ha visto más la imagen del capitán de la selección besando a la locutora que al mismo levantando la copa del Mundo.
No quisiera dar por concluida esta entrada sin hacer una mención especial a dos personajes que han contribuido en gran medida a esta mutación periodística, la pareja de moda, "Los Manolos", que en su afán de querer mostrarnos una nueva manera de contar las noticias  moderna, fresca y desenfadada, nos han dejado para la posteridad momentos tan patéticos como éste.... que Dios nos coja confesados.

17 de octubre de 2010

NO TE TOMES LA VIDA TAN EN SERIO

Enlaces a esta entrada
Hola, me llamo Murphy, a algunos quizá os suene mi nombre aunque tampoco he hecho nada extraordinario para la posteridad. Soy un tipo normal, muchos dicen que soy pesimista, yo creo que no, tan solo me gusta reflexionar sobre los infortunios que ocurren para luego aplicar las enseñanzas cosechadas a mi vida diaria. Esto que os relato a continuación no tiene nada de especial, es otro día más en la rutina de mi vida que, quién sabe, podría ser la tuya…

Aquella mañana comenzó como todas las demás, segundos antes de que sonara el despertador ya lo estaba apagando, seguro de que el día que se me olvide activarlo quedaré preso de un profundo sueño que hará que llegue tarde al trabajo.
Me dirigí al baño con urgencia, posiblemente la noche anterior había tomado algo que no me había sentado bien. Todas las mañanas, mientras espero a que salga mi mujer del aseo reflexiono ante la puerta sobre el tiempo que dura un minuto,  y llego a la conclusión de que todo depende de en qué lado de la puerta te encuentres.
Al entrar en el baño lo primero que hago es mirarme al espejo y comprobar la relatividad de las cosas, un solo pelo en la cabeza es muy poco y uno en la sopa es demasiado. Prefiero  la ducha al baño ya que todo cuerpo sumergido en la bañera hará sonar el timbre de la puerta y tengo por seguro que mi mujer no estará ahí para abrirla. Lo que no pude evitar es la ley inexorable que afirma que todo cuerpo sentado en el inodoro hará que suene el teléfono.
Aunque la hora en la que sonó hacía presagiar que se debía tratar de algo importante, me acerqué lentamente hacia él, puesto que si vas corriendo hacia el teléfono llegarás justo a tiempo de oír como cuelgan. Era mi jefe que de muy mal humor me requería en la oficina antes que de costumbre.
Siempre me pongo la misma ropa para ir al trabajo, la peor que tengo, la probabilidad de que te manches comiendo es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio (sobre todo si vas de estreno).
Puse el vídeo a grabar, sólo habían dos programas en la televisión que merecieran la pena, y como suele ser habitual los dos a la misma hora. Y cuando te decidas por uno, justo en lo más interesante recibirás la llamada de teléfono más larga de tu vida.
Salí de mi casa con sumo cuidado, la única vez que la puerta se cierra sola es cuando hayas dejado las llaves dentro y a veces cuando llevas una mano ocupada y necesitas abrir la puerta, las llaves irremediablemente estarán en el bolsillo opuesto.
Se estaba haciendo tarde, me hallaba ante un gran dilema pues tenía el coche en el taller, ya que había tenido un accidente, el cual me iba a costar un dineral puesto que el seguro lo cubre todo menos lo que te ocurre a ti.
Hace mucho tiempo me compré una moto, por lo del tráfico, el aparcamiento y esas cosas, pero dejé de usarla después de que en la primera vez que fui a echar gasolina, cuando estaba la gasolinera más llena de gente que nunca, me dejara puesta la manguera en el depósito y arrancara. Todo el mundo me miraba atónito mientras yo les gritaba amenazante: ¿qué pasa, no habéis visto hacer esto nunca en la Fórmula 1?. No la volví a tocar, además siempre me acuerdo de las sabias palabras de mi mujer: “La velocidad del viento siempre será proporcional a lo que te haya costado el peinado”.
Desistí de la idea de ir en autobús, cuanta más prisa tengas en llegar a un sitio, más tarde pasará. Además, yo quiero morir como mi abuelo, durmiendo plácidamente, y no gritando desesperadamente como los 50 pasajeros del autobús que él conducía…
Así que finalmente decidí ir en taxi a pesar de que un taxista siempre te llevará por el camino más largo. Ya no sé si preocuparme o no cuando llego tarde a los sitios, la puntualidad es relativa, siempre que llegues puntual a una cita no habrá nadie allí para comprobarlo, sin embargo cuando llegues tarde estarán todos ahí y quedarás en evidencia.
Finalmente llegué a la oficina, cada vez que entraba en ese despacho se me iba la mirada hacia aquel maldito cuadro abstracto, de tanto observarlo había llegado a la conclusión de que cualquier idiota puede pintar un cuadro y sólo un genio es capaz de venderlo por una millonada.
Allí estaba mi jefe, seriamente enojado, con una mirada desafiante clavó sus ojos en los míos. Yo rápidamente reaccioné gritándole, siempre se ha dicho que si mantienes la calma cuando todos se alteran sin duda no has captado la gravedad del problema.
Cuando contemplé asustado las increíbles proporciones que adquiría la vena de su cuello me acordé de los consejos de mi padre, de profesión trapecista, que siempre me decía: “cuando estés en el borde de un precipicio sólo hay una forma de ir hacia adelante: dar un paso atrás”. Entonces intenté cambiar mi actitud y escuchar lo que me tenía que decir.
Según él había colocado a la empresa en una situación insostenible, puesto que me habían acusado de plagio por haber tomado prestadas unas ideas de otras entidades, a lo que yo me defendí argumentando que robar ideas de una persona es plagio y robar de varias es investigación. Además le expliqué que errar es humano, persistir en el error es americano y dar en el blanco es musulmán, claro que no recordé la procedencia árabe de toda su familia… Los interminables tres segundos que necesitó para procesar en su mente todos mis argumentos fueron mis últimos en la empresa.
Lejos de marcharme con la cabeza baja, puse en práctica las enseñanzas adquiridas por mi padre en el trapecio: “Cuando te arrojen una piedra, cógela, haz un escalón con ella, súbete a él y verás todo desde una perspectiva más amplia… entonces hazte con otra piedra y tírasela a la cabeza”, eso fue lo que hice, aunque esta vez sólo tenía a mano una descomunal grapadora de hierro. Nunca había visto tanta sangre junta desde Kill Bill.
Acto seguido recogí mis cosas en la típica caja de cartón de las películas americanas y me fui tranquilo a casa consciente de que los problemas ni se crean ni se resuelven, sólo se transforman.”

MORALEJA: No te tomes tan en serio la vida, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella. Sonríe, mañana será peor…

12 de octubre de 2010

JDOWNLOADER

Enlaces a esta entrada

Hoy en día las descargas directas se están imponiendo a los conocidos programas de intercambio de archivos basados en sistemas P2P como BitTorrent o Emule. Su uso es cada vez más común, por ello existen multitud de webs para descargar de este modo todo tipo de contenido que, a su vez, se halla alojado en servidores de almacenamiento de archivos en línea como megaupload, rapidshare y muchos más. La peculiaridad de estos servidores de alojamiento de archivos es que si no dispones de una cuenta premium (por la que debes pagar una cuota anual), tendrás ciertas limitaciones de tamaño de archivos a descargar y no podrás bajar más de un archivo simultáneamente, además de tener que esperar cuentas-atrás y colocar contraseñas para iniciar la descarga.
Por ello se ha hecho necesario la utilización de un gestor de descargas directas, y ahí es donde entra nuestro  querido Jdownloader.
Para resumir diremos que se trata de una herramienta que gestiona, simplificando el proceso, las descargas de archivos de estos servidores, haciendo el trabajo por nosotros. Solo tendremos que copiar los enlaces proporcionados por las diferentes webs (yo utilizo la excelente página Por Descarga Directa)  y pegarlos en el programa. Jdownloader hará el resto, conectará con los servidores, esperará la cuenta atrás, introducirá las contraseñas y comenzará las descargas.
Captura de la página de la que obtendremos los enlaces

Pero no sólo eso, además puede descomprimir los archivos que se haya bajado, reconectará si se pierde la conexión e incluso si lo deseas apagará el ordenador una vez que concluya su misión.
Para los usuarios más avanzados que quieran profundizar más, os comentaré que existe la opción de que el jdownloader cambie la ip de tu router para evitar las esperas obligatorias entre descargas de un archivo a otro en algunos servidores. Es una manera de engañar a estas páginas, para que se crean que el que accede es otro ordenador y te libre de las restricciones que existen en la mayoría de servidores:


A su vez resulta interesante la posibilidad de manejar el programa desde un ordenador distinto al tuyo, por ejemplo desde el trabajo. Podrás agregar descargas y gestionarlas remotamente.

Pocas explicaciones os voy a dar más puesto que hay un vídeo-tutorial, completísimo que servirá de gran ayuda:
Un manual sobre su funcionamiento en este enlace.
Todo lo necesario para descargar el programa lo podéis encontrar aquí.
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba