LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

23 de noviembre de 2010

ESPAÑA CAÑÍ 2.0, ELECCIONES CATALANAS

Enlaces a esta entrada
En pleno universo del talante y la modernidad absoluta, estamos viviendo un episodio propio de la antigua España de la pandereta, podríamos bautizarla ahora como la España cañí 2.0, convenientemente customizada para el siglo XXI. Se trata de las cruciales, (y seguidísimas en el resto de España), elecciones catalanas.
Éstas se han convertido en un circo que huele a cutre y a rancio, en el que se impone la máxima del TODO VALE, en el que cualquier argumento es bueno aunque sea mentira, en cuyas campañas y candidatos se asoman todo tipo de frikis, actrices porno, caraduras y demás personajillos, y en el que la estrategia electoral de los partidos se ha centrado principalmente en un cruce de vídeos a cual más ridículo.
De entre este sinsentido de campaña emerge con fuerza la oronda figura de Carmen de Mairena que se presenta como número dos por la CORI, Coordinadora Reusenca Independent (perdón por mi catalán, os aseguro que yo también lo hablo en la intimidad... o lo acabaré haciendo). La hilarante travestí, junto a un concejal que acude a los plenos vestido de Elvis, nos sorprende con algunas "perlas" de su atípico programa electoral como las propuestas de: construir aeropuertos para OVNIS en Cataluña, que el barrio Chino sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o la plantación de marihuana en rotondas y descampados, así como instalación de follódromos para jóvenes.... Tampoco nos priva de su lenguaje políticamente correcto y de sus audaces rimas con versos del estilo de: "Como soy una mujer madura me he puesto en el coño una cerradura", o "Viva Tarragona, que me deja el chocho como una mona".
Esto no pasaría más que de una mera anécdota dentro de este proceso, de no ser por el tono que está tomando la campaña gracias a muchos de sus contrincantes. 
Caraduras como el señor Laporta (Juan para su amigo Del Nido), que no sólo no se cansó de robar en el Barça sino que quiere continuar haciéndolo a mayor escala y cuyo partido tiene como imagen a una actriz porno, cantante del famoso hit "Villa me pone como una perra enferma", en la que sostiene que "el tanga se me empaña"... (algunos tienen empañado el cerebro).
O políticos "de verdad" como el señor Puigcercós (ERC) que en sus intervenciones va haciendo amigos argumentando cosas como que "Madrid es una fiesta fiscal y en Andalucía no paga ni Dios".
Veamos otros de los ejemplos más significativos de esta penosa batalla electoral:
Aunque no podamos remediar esbozar una sonrisa, en realidad el tema no tiene ninguna gracia y más si cabe ante el desolador escenario en el que se desarrolla esta tragicomedia, con una galopante crisis como telón de fondo, con un país agonizante debido no sólo a la economía, sino a una brutal crisis de argumentos e ideas de la esfera política que no sería de extrañar que desencadenara, una vez más, en alarmantes cifras de abstención en Cataluña. Con todos los problemas que atraviesa nuestra sociedad, parece que nuestros políticos estén a otra cosa y no se preocupen por nada más que por ocupar un lugar en lo más alto aun a costa de hacer el más absoluto de los ridículos. 
Lo peor de todo es que este panorama no es más que la antesala de lo que puede ocurrir en próximas fechas con las elecciones autonómicas, locales y posteriormente con las generales. Que Dios nos coja confesados...




P.D.: Desde aquí lanzo una pregunta al aire: De la misma manera que a España no le conviene la independencia de Cataluña, ¿seguro que a  los partidos que la solicitan, les convendría conseguirla? ¿No forma parte todo de una pose, una mera estrategia, un "regateo" político, algo así como: pidamos lo máximo para que nos den lo más posible....?

15 de noviembre de 2010

MOON

Enlaces a esta entrada
En una era en la que la humanidad se nutre de la energía solar, una empresa establece una base en la luna con el fin de "cosechar" esta energía para posteriormente enviarla en cápsulas a la Tierra. Nuestro protagonista es un astronauta que cumple una misión, enviado allí por dicha empresa, durante un periodo de 3 años en los que vivirá con la única compañía de un fiel y servicial robot. Su vida transcurre con una aparente normalidad, hasta que descubra que realmente no está solo...

Original, diferente, inquietante. Sin mayores aspavientos, efectos especiales ni alardes musicales, Moon se cuela de puntillas entre nosotros para mantener nuestra atención a base de una meritoria actuación de su protagonista y, en definitiva, de una buena historia manejada perfectamente por el director, que consigue involucrarnos en la atmósfera creada y hace de esta película un producto de calidad y sin trucos.
Es de agradecer que de vez en cuando surjan este tipo de películas que constituyen un auténtico soplo de aire fresco entre la desidia de tanto argumento previsible, plano y estereotipado del panorama cinematográfico actual.

Si esperas una cinta de ciencia-ficción repleta de acción y sobresaltos, esta no es tu película.
Moon simplemente es una curiosidad que no deberías dejar de ver.


Dirigida por Duncan Jones, hijo de David Bowie, arrasó en el Festival de Sitges (2009) siendo galardonada con los premios a la mejor película, guión, actor (Sam Rockwell, premiado por 3ª vez) y diseño de producción, además de haber sido la mejor película independiente en Reino Unido.

P.D.: No busquéis entre el reparto a Kevin Spacey, uno de mis actores favoritos, sólo lo encontraréis en la versión original prestando su voz al robot..



Os recuerdo que tenemos un grupo de facebook llamado "Hablemos de cine" al que os podéis unir todos aquellos que os guste el cine y queráis compartir cualquier cosa sobre el séptimo arte.

9 de noviembre de 2010

NOCHE LOCA

Enlaces a esta entrada
Noche Loca podríamos definirla como una comedia familiar de acción, pero con la chispa y los ingredientes adecuados como para no pasar desapercibida. 
Se trata de una pareja con dos hijos pequeños que vive sumida en una aburrida vida rutinaria y que a partir de recibir la noticia de que se va a separar una pareja amiga suya, que presenta unos síntomas similares a los de ellos, deciden dar un giro a su relación. Una noche, ataviados con sus mejores galas proponen dedicarse una noche especial e ir a cenar a un sitio superexclusivo de Manhattan en el que si no se reserva con mucha antelación es imposible conseguir mesa. Empeñados en alcanzar su objetivo, no dudan en hacerse pasar por otro matrimonio que finalmente no se ha presentado a ocupar su mesa, con la salvedad de que la pareja suplantada está envuelta en un asunto muy peligroso del que será excesivamente complicado salir. Sin duda esa noche cambiará sus vidas...
La película es una combinación de dos géneros de gran éxito (comedia y acción) que tanto gustan al gran público. El hilo conductor es una trepidante historia de acción plagada de situaciones absurdas y escenas cómicas en las que los dos actores principales, Steve Carell y Tina Fey, se mueven como pez en el agua, aunque la verdadera historia de fondo sea la de una pareja normal que intenta con todas sus fuerzas salvar su matrimonio.
Recuerda en gran medida a "Mentiras arriesgadas", con continuas referencias hacia esta película entre las que merece mención aparte la desternillante escena del baile de los dos protagonistas ante el fiscal  en un local de striptease que es todo un guiño al de Jame Lee Curtis.
Recomendable para los que quieran pasar una hora y media divertidísima.


Os recuerdo que tenemos un grupo de facebook llamado "Hablemos de cine" al que os podéis unir todos aquellos que os guste el cine y queráis compartir cualquier cosa sobre el séptimo arte.

4 de noviembre de 2010

CHICAGO, EL MUSICAL

Enlaces a esta entrada
La última ocasión que estuve en Madrid prometí volver para poder ver el musical Chicago, pero si además te lo traen a casa, qué mejor momento para disfrutarlo.
Chicago estaba encuadrado dentro de la programación de la Semana Grande de Cajamurcia 2010.
Debo confesar que sentía cierta curiosidad por ver desenvolverse a Carlos Lozano en un musical, desde que me enteré de su participación en Chicago surgieron serias dudas en mí sobre su capacidad en este género. Definitivamente todas mis dudas se disiparon y los peores presagios se cumplieron nada más verlo, mejor dicho oirlo, aparecer en escena.
Con una voz bastante cascada y desafinando de lo lindo en todas sus intervenciones, convirtió en un auténtico sufrimiento cada canción que interpretaba, por fortuna su personaje no era de los que más aparecía.
Escogido como reclamo por su popularidad, lo cierto es que no ha podido ser peor la elección, y más si recordamos que este papel lo encarnó anteriormente Manuel Bandera (en este caso las comparaciones más que odiosas, yo diría que son crueles). La notable diferencia de decibelios durante el saludo final a la conclusión de la obra entre los aplausos recibidos por Carlos Lozano y los cosechados por las protagonistas femeninas dictaron sentencia, una sentencia benévola de un público que hizo gala de una gran educación ya que el presentador reconvertido a actor-¿cantante? hubiera merecido algún silbido cuanto menos.

Por otra parte, resulta curiosa la integración de la orquesta en el desarrollo de la obra, constituyéndose tanto su director como los músicos en todo momento en un elemento más de la escena en sí.
Es de destacar el buen hacer de las dos protagonistas, en especial de Marta Ribera en el papel de Velma Kelly, que curiosamente ya vino a Murcia con "Cabaret" sustituyendo también a  Natalia Millán. 
El momento más brillante de la noche fue el del juicio, me pareció lo más chispeante de la historia.
Eché en falta algo de decorado, variedad de vestuario (los propios bailarines asumían distintos papeles sin cambio de vestuario alguno), una mayor utilización del escenario (las escenas se sucedían en un espacio muy reducido) y un protagonista masculino a la altura de las circunstancias. Cuando un musical se vale única y exclusivamente de las voces y coreografías de sus artistas, corre el riesgo de que el fallo de uno de sus elementos, (como en todo trabajo en grupo suele suceder), pueda llegar a arruinar la obra entera.
Para no ser extremadamente crítico con el conjunto del musical admitiré que un borrón no debe empañar dos horas de entretenimiento que, al fin y al cabo, es con lo que nos tendremos que conformar.
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba