LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

18 de diciembre de 2010

VIAJE A MILÁN III. (DÍAS 3 y 4)

Día 3:
ULTIMA CENA e IGLESIA DE SANTA MARIA DELLE GRAZIE
Haber estado en Milán y perderse la oportunidad de ver uno de los cuadros más famosos de la historia sería una verdadera lástima. Así que, con la fortuna de tener reservadas dos entradas, a primera hora de la mañana nos levantamos bien temprano para poder vivir la experiencia.
Sin duda es recomendable alquilar una audioguía, puesto que disponemos de 15 minutos para contemplar La  Última Cena, el cuadro de Leonardo Da Vinci, en todo su esplendor, tiempo que puede hacerse un poco largo si no contamos con ninguna explicación.
Las medidas de seguridad son algo excesivas, la pintura está deteriorada, puede resultar cara la visita, pero nosotros salimos satisfechos por haber gozado del privilegio de disfrutarla.
A la salida entramos un rato a ver la Iglesia de Santa Maria delle Grazie, una bonita iglesia en cuyo refectorio se encuentra el cuadro.


BASÍLICA DE SANT’AMBROGIO  
Qué mejor día para visitar la Basílica de Sant'Ambrogio que el día 7 de diciembre, San Ambrosio, el patrón de Milán. Es una de las joyas del románico de Lombardía, en sus alrededores habían puestos pertenecientes a un rastrillo benéfico y su interior era un hervidero de gente que asistía a la misa del patrón.

PARQUE SEMPIONE 

La visita del Castillo fue de las más entretenidas del viaje tanto por la belleza de la fortaleza como por el bullicio de sus alrededores con decenas de puestos de comida, ropa y objetos navideños. Es indispensable un paseo por el Parque Sempione, enorme y precioso entorno con un ambiente especial otorgado por el frío otoño milanés.
CASTILLO 
La zona del Castillo goza de innumerables rincones que inmortalizar con tu cámara, la entrada es gratuita, pero además se pueden visitar varios museos a lo largo del castillo por una única entrada de 3€, en uno de ellos se encuentra la Piedad Rondanini última e inacabada escultura de Miguel Angel.

ZONA DE NAVIGLI
Antes de comer nos pasamos por la zona de Navigli, unos canales tipo venecianos (salvando, claro está, las distancias), a lo largo de los cuales se concentran muchos restaurantes y locales que por la noche se convierten en una de las zonas más animadas de la ciudad. Recomendable visitar por la noche y con buen tiempo.

GALERÍAS (Inauguración Temporada Teatro de la Scala)
Finalizando ya nuestro periplo por la ciudad, nos encontramos por sorpresa con uno de los instantes más emotivos de nuestra estancia, sin duda siempre recordaremos que vivimos en directo los primeros momentos de la inauguración de la temporada del Teatro de la Scala de Milán a través de unas pantallas gigantes, con un sonido impresionante, instaladas en el centro de las Galerías Vittorio Emanuele. Aquí os dejo un fragmento del himno de Italia interpretado por la orquesta dirigida por el maestro Daniel Barenboim antes de dar inicio a la Valkiria de Wagner.

Día 4:
Nos levantamos sin ninguna prisa, ordenamos nuestras cosas y dimos cuenta de un reconfortante desayuno para tomar las fuerzas necesarias que nos permitieran afrontar el viaje de vuelta.
Salimos del hotel dirección a la Stazione Centrale (obra de arte al servicio del ciudadano), aprovechamos unos minutos y echamos las últimas fotos antes de coger el autobús que nos llevaría al aeropuerto.
Finalmente volvimos con la ineludible tristeza que te asalta puntualmente al final de cada viaje, pero con la satisfacción de que sin duda mereció la pena venir; quién sabe, algún día podríamos volver por esta zona…

2 comentarios:

  1. Conque a Milán con la que está cayendo eh ¡¡¡ jeje. Enhorabuena hombre, espero que lo hayas disfrutado.
    Para la próxima me avisas y me escondo en una maleta o algo así. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. En una maleta resultaría difícil pues no facturamos, pero se hubiera pensado algo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba