LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

27 de abril de 2011

PEP ES UN POCO MENOS GUARDIOLA.

Enlaces a esta entrada

Últimamente estoy descubriendo a un Guardiola desconocido, poco fiel a sí mismo, como una persona que ha traicionado sus propios principios y valores y que ha hecho desmoronarse en un abrir y cerrar de ojos la imagen que me había formado de él durante tanto tiempo. 

Pep, que nunca ha hablado de los árbitros, ha cambiado radicalmente su discurso y se ha enfrascado de lleno a criticarlos. Criticando aciertos arbitrales, milimétricos pero aciertos al fin y al cabo…, lamentándose de la permisividad con la dureza exhibida por el Madrid…, insinuando favores de ciertos colegiados por compartir nacionalidad con el entrenador del Real Madrid… 
¿Acaso te pueden los nervios?.
Pep, que nunca había entrado en el juego de Mourinho, ahora se muestra desafiante, respondiendo descaradamente a sus provocaciones, cuestionando todas y cada una de sus palabras y molesto porque lo llama “Pep”, optando por toda una osadía: ¡ha pasado a llamar al portugués por su nombre!, y no sólo eso (que por otra parte parece ridículo) sino que se ha atrevido a calificarlo como “el puto amo” o el “puto jefe de esta sala” o a hablar de la “prensa de amigos de Florentino” o a la “central lechera”... 
Quién te ha visto y quién te ve… ¿Por qué has entrado al trapo, Pep? 
Pep, que no se ha cansado de halagar al rival otras veces, ahora habla de que su equipo sí que juega al fútbol, insinuando que el otro no. 
¿Qué te pasa?.

Si bien analizando detenidamente cada una de las declaraciones del catalán, no son de por sí ofensivas y entrarían dentro de la “normalidad” establecida en el mundo del fútbol, sí que resultan cuanto menos chocantes viniendo de un hombre que minuciosamente se ha encargado estos años de forjar una imagen pulcra y a veces excesivamente respetuosa en todos los aspectos.
Aunque tenga todas las excusas del mundo a su favor, (y es que hasta el mas “santo” se altera ante las situaciones más delicadas), a mí particularmente me ha decepcionado un poco.
¿Lo suyo era una pose?, ¿Se le empieza a asomar la goma de la careta?… Sinceramente no lo sé, quizás sea simplemente que es humano.
Lo peor de todo esto es que esta “nueva táctica” y este comportamiento se respira también en su propio club; a un jugador “ejemplar” como Messi (cuya ejemplaridad ha sido construida mediáticamente) ya se le ve haciendo faltas, metido en reyertas como otro más y pegando balonazos al tendido. Otro ejemplo lo tenemos en su presidente que rebosante de orgullo auguraba un hiriente 5-0 en la Copa, o en la campaña publicitaria, consentida por el club, de la “manita”.

Mientras el barcelonismo ha vivido tiempos plácidos, todo ha ido sobre ruedas y el talante y la  buena cara ha imperado, a Pep, oír ciertas cosas le resbalaba, lo negativo se omitía, cualquier polémica se esquivaba, no se entraba al trapo de nada, es más, ante la posible descalificación del contrario, se le alababa, y cuando la superioridad deportiva era más manifiesta, se le alababa aun más. Pero en cuanto ha aparecido la más mínima complicación, todo ha cambiado, la táctica, pose o de lo que se trate se ha ido al traste. ¿Merece la pena "cargarse" esa imagen?. Al fin y al cabo sólo ha sido un empate en liga y una meritoria derrota en Copa...

Y en estos ambientes enrarecidos, José Mourinho que se maneja como nadie, está en su salsa, ¿quieres hablar de árbitros?, vamos a hablar de árbitros…. ¿Quieres calentar el ambiente?, bienvenido al club… 
El propio Pep, ha admitido que la batalla de los medios la tiene ganada el entrenador portugués, que como buen monstruo mediático que es, los domina a su antojo. Y hasta el mismísimo Johan Cruyff no ha dudado en darle un pequeño toque de atención a su pupilo.
No sabemos deportivamente como acabará la cosa, pero Mou ha conseguido ya una victoria moral en estos primeros asaltos, aparte de la deportiva de la Copa. Y lo que es mejor, ha logrado demostrar la vulnerabilidad de un equipo que se nos antojaba invencible, inabordable.

En este blog, en más de una ocasión he ensalzado la imagen ofrecida por Guardiola y he criticado deportiva y personalmente la actitud de Mourinho. Pero como rectificar es de sabios y aun no compartiendo las “formas” del entrenador del Real Madrid, admito que dan sus frutos, que consigue desquiciar al más pintado y que derrumba mitos
Hoy por hoy, para mí Pep está perdiendo su esencia. A partir de ahora pondré en cuarentena o me plantearé con ciertas reservas todas sus palabras y comportamientos. Puede ser que se trate de una estrategia, una manera de defender a su institución o lo que se quiera pensar. 
Pero para mí todo esto es mérito de Mourinho, personaje listo donde los haya. Que juega con todas las armas (deportivas o no) disponibles a su alcance para lograr sus objetivos.
Lo ha llevado a su terreno, lo ha obligado a descender de las alturas y a ensuciarse la ropa en el fango mediático, donde Mou se mueve como pez en el agua, a las mil maravillas, para conseguir que Pep, sea un poco menos “Guardiola”.

19 de abril de 2011

DUDAS SOBRE LA LEY SINDE

Enlaces a esta entrada
Hace poco reflexionábamos en este blog sobre el polémico tema del canon digital, o mejor dicho, de cómo a veces nos toman por delincuentes anticipadamente, obligándonos a pagar por ello sin ni siquiera haber indicios (con la de chorizos que actúan con total impunidad en este país...).


Por si fuera poco al término SGAE le tenemos que sumar otro todavía más terrorífico que se ha colado irremediablemente en nuestras pantallas, la "ley SINDE". A propósito de la aprobación de esta nueva ley cuya finalidad es preservar los derechos de autor y endurecer la lucha contra la piratería, quisiera que nos planteásemos una serie de dudas que me asaltan y que me gustaría compartir con vosotros :


- Si antes prestábamos un libro o una película de dvd, ¿no podremos hacerlo ahora si van metidos en un pendrive?, ¿tampoco podremos compartirlo en la red?. ¿Y las bibliotecas?, ¿nos harán pagar por el préstamo de libros?, ¿su actividad es ilegal?. ¿Y qué ocurre con los libros de texto que se han ido prestando de generación en generación?, ¿nuestros padres eran piratas?.

- ¿Alguien se ha parado a pensar el motivo de por qué los ebooks tienen el mismo precio que los libros que tienen gastos de imprenta, papel, distribución, etc...?. ¿Quién roba a quién?

- ¿Es legal que le preste una revista a mi sobrina para que recorte una foto para un trabajo del cole?, del mismo modo, ¿es ilegal utilizar una foto que aparezca en internet?.

- ¿Por qué tenemos el ADSL más caro de Europa?, y ¿por qué las campañas de promoción de las distintas compañías se apoyan en la velocidad para descargar películas, canciones y demás contenidos?... Si ilegalizan las descargas, ¿para qué necesitaremos pagar cantidades importantes por disponer de velocidades de 50, 20 o 12 megas?.

- ¿Por qué comprarse una serie de televisión es tan caro? y ¿por qué una temporada de una serie que consta de 6 capítulos vale lo mismo que otra de 20?, ¿a quién están engañando?, ¿cual es el criterio para fijar el precio?, es más ¿por qué va a ser ilegal descargarse un capítulo de una serie de televisión? ¿ya no podremos grabar los contenidos que emite nuestra televisión? ¿Qué hacemos con las series extranjeras que no se llegan a comercializar nunca en nuestro país?

- ¿Por qué hay tantas trabas para descargarse un contenido legal y es tan fácil descargarse algo "ilegal"?.

- ¿Los enlaces a youtube y las fotos que hay en este blog, son ilegales? ¿Me cerrarán la página por eso?.

- Si finalmente sólo persiguieran a los que se lucran con las páginas de enlaces, ¿los programas (P2P) para compartir archivos entre ordenadores, son legales?.


- ¿Desaparecerá con esta Ley el canon digital? Si se acaba con los "contenidos ilícitos", no los podremos grabar en ningún soporte y el canon ya no tendría mucho sentido, ¿no?.


Y por último.... ¿alguien se ha descargado la bazofia de "Mentiras y gordas" en cuyo guión participó la Sra. González Sinde?. Películas tan malas deberían ser "ilegales"...

11 de abril de 2011

LOS EXCESOS NUNCA FUERON BUENOS

Enlaces a esta entrada
Me gusta mucho la fabada, pero es un "plato muy fuerte", por un momento me imagino comerme cuatro platos en dos semanas y media y, la verdad, me tira un poco para atrás.
Los helados, los dulces, los aperitivos, las cervecitas...., las cenas copiosas y costosas, todo un capricho para nuestros paladares, pero siempre en su justa medida, no convienen los atracones y menos durante 18 días.
También me encanta viajar, aunque no me veo yo emprendiendo varios viajes en menos de 3 semanas, con lo que ello conlleva de planificación, desplazamientos, gastos, el hacer y deshacer maletas, o el simple hecho de estar fuera de tu entorno, de tu casa, tus comodidades.... hogar, dulce hogar.
Maratones de películas, de capítulos de tus series favoritas, de obras de arte en museos, de conciertos... todo cansa.
Y ocurre lo mismo con todo lo que nos gusta, lo que nos hace pasar magníficos momentos. A mí personalmente me gusta espaciarlos en el tiempo para saborearlos, disfrutarlos, asimilarlos después lentamente, evocarlos en mi mente una y otra vez, recordarlos con cariño y añoranza, para que una vez pasado un tiempo prudencial sientas la necesidad de volver a experimentar sensaciones parecidas y surja en ti la renovada ilusión de repetir la experiencia. Con esos pequeños detalles, a veces insignificantes, vamos dando sentido a nuestra vida a la vez que conseguimos ir contrarrestando los sinsabores que la misma nos puede proporcionar.
Cualquier cosa en exceso no es buena, aunque ésta nos agrade mucho.
En todo esto me ha hecho pensar lo que se nos avecina desde el próximo día 16 de abril hasta el 3 de mayo. En apenas 18 días, y si una catástrofe futbolística no lo impide, nos vamos a enfrentar a 4 de estos "platos fuertes" que nos puede brindar el deporte rey, un Real Madrid-F.C. Barcelona o Barça-Madrid para que nadie se me enfade...
Las circunstancias del caprichoso destino van a hacer coincidir el "Clásico", el "Partido del año", del siglo o como se le quiera llamar, cuatro veces en un período muy corto de tiempo. Al margen de exageradas denominaciones periodísticas, sí que es cierto de que se trata de uno de los mejores partidos de fútbol, sino el mejor, que se puede ver en Europa, e incluso en el mundo. Una auténtica delicia para forofos de ambos equipos y aficionados en general a este deporte. 
Pero en este caso, ¿no parece demasiado?, ¿no le quita un poco de gracia al asunto?. Creo que en cierta medida, esta casualidad disfrazada de calendario futbolero le va a restar a este tipo de partidos un poco, si no de aliciente, sí algo de autenticidad, de añoranza, de deseo... Encuentros que en otras circunstancias tenemos que esperarlos muchos meses durante los cuales nos creamos la necesidad, caldeamos el ambiente, alimentamos la polémica y en definitiva nos preparamos para un acontecimiento de tanta importancia para nosotros.
Quizás sea la espera lo que hace engrandecer algunas cosas, igual que el insinuar en vez de mostrar todo explícitamente, o el probar las cosas en pequeños sorbos o paladear pequeñas dosis de algo exquisito.
Por otra parte debemos estar muy atentos a las posibles consecuencias de este atracón: comenzaremos a escuchar en nuestros hogares cosas como: "¿otra vez hay fútbol?", "pero... ¿éste no será importante, no?", por no hablar del incremento en los índices de conflictividad conyugal y los correspondientes divorcios. El nivel de estrés de los futboleros se disparará por las nubes, no habrá tiempo material para digerir un partido porque estaremos con los preparativos para el siguiente... Nuestros periodistas deportivos no darán abasto, enlazarán una crónica con otra, se entremezclarán ruedas de prensa post-partido con las pre-partido, no dará tiempo a inventarse fichajes para hacer portadas... A la vez que el gobierno respirará aliviado teniendo a la gente distraída en otras cosas. Mientras, los barcelonistas se frotan las manos ante la posibilidad de encadenar varias humillaciones blancas seguidas y los madridistas esperamos con mucho temor estos enfrentamientos, agarrados a las matemáticas con la esperanza de que el fútbol es un deporte de once contra once.
Balon de Futbol
Así es el fútbol, capaz de todo, de lo mejor y de lo peor, de dar edificante ejemplo o de mostrar nuestras miserias, de mover masas y de paralizar el mundo, de variar comportamientos, influir en vidas, costumbres, estados de ánimo... pero por favor, cuidado con los excesos, nunca fueron buenos...

5 de abril de 2011

LA MADRE INGRATITUD

Enlaces a esta entrada
Era una soleada mañana otoñal típica de esta agradable zona mediterránea;  el  tiempo, una  vez más, invitaba a dar un reconfortante paseo junto al mar. Pasábamos por encima de la playa de la Zenia, la arena, las rocas y el mar quedaban a varios metros desde la altura a la que nos encontrábamos. Decidimos sentarnos en un banco para disfrutar sosegadamente del paisaje, cuando advertimos la presencia de un niño de unos 3 años que correteando se aproximaba hasta donde estábamos. Por circunstancias del destino  el pequeño tropezó en su carrera cayendo al suelo y quedando (por desgracia o por suerte) al borde de un precipicio entre unos barrotes que separaban el paseo de las rocas, las cuales se encontraban varios metros por debajo.
Nuestra reacción fue inmediata y de un salto llegamos hasta el niño para levantarlo del suelo y alejarlo rápidamente de la peligrosa zona en la que había caído, al tiempo que, visiblemente preocupados, con la mirada buscábamos  extrañados algún familiar que acudiera a socorrerlo o por lo menos a consolarlo. A no mucha distancia se divisaba un grupo de personas disfrutando de su paseo tranquilamente, totalmente ajenos a lo que allí estaba ocurriendo, ni siquiera querían mirar hacia el lugar en el que nos encontrábamos, ni hacían gesto alguno, por lo que supuse que no tendrían relación alguna con el pequeño.
De repente el chaval reemprendió su carrera y cuando llegó a la altura del grupo se lanzó a los brazos de una chica, gritando “¡mamá!”...
Ni una mirada de complicidad, ni una sonrisa agradecida, ni una palabra, ni un gesto. Nada, tan sólo recibimos la más absoluta y descarada indiferencia, más dolorosa si cabe que el mayor de los insultos o el más fuerte de los golpes.
Este tipo de desafortunadas anécdotas me hacen cuestionarme obsesivamente en qué tipo de personas nos estamos convirtiendo, qué clase de sociedad estamos construyendo entre todos o por qué fomentamos tanto egoísmo, pensando solamente en nosotros mismos. ¿Por qué nos cuesta tanto hoy en día mostrar la más mínima muestra de gratitud o deferencia hacia los demás?.
Al mismo tiempo, comportamientos como éste consiguen reafirmarme en mi idea de no tener hijos. Es cierto, yo no quiero ser ese tipo de padres, padres sin escrúpulos, despreocupados, sin responsabilidades ni temores, carentes de obligaciones; para mí un hijo implica todo eso y mucho más y por ello es una decisión que como mínimo algunos tendrían que reflexionar un poco más antes de tomarla…
Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba