LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

13 de marzo de 2012

CRIADAS Y SEÑORAS

Enlaces a esta entrada



Hace poco he visto la película “Criadas y señoras”, y aunque es cierto que tiene una alta nota (7,5) en la web de Filmaffinity, no dejan de sorprenderme críticos y aficionados al cine en general, cuando leo sus opiniones una vez vista la película.
A través de las afirmaciones menos positivas sobre la película que me he encontrado iré construyendo mi crítica: 

- Es una película para mujeres
Pues yo o me estoy ablandando demasiado o tengo que hacérmelo mirar. Pienso que en los tiempos que estamos, seguir abusando de estos prejuicios y arquetipos absurdos, es casi escandaloso. Si por ser la mayor parte del reparto mujeres o ser una película tierna o emocionante, es una película “para mujeres”, o si por ser un hombre me tienen que gustar las películas de tiros, o solo puedo ver “gore”, estamos apañados. 
La serie mujeres desesperadas, ¿también es para mujeres?. 
Utilizando un razonamiento similar podríamos decir que esta película es para “negros” ¿no?. En fin, mejor no seguir con esto…

- Es demasiado dulce, suave o rosa, no entra en materia y no es incisiva
Una misma historia, acontecimiento o momento histórico se puede enfocar y contar desde distintos puntos de vista e incidiendo en diferentes aspectos. Así es y será el cine, como la literatura o cualquier arte.
Es cierto que el argumento esquiva el tratamiento más duro, y cruel del problema (el racismo en el sur de los Estados Unidos), y lo enfoca desde la perspectiva de quien es víctima del problema pero relativizando el sufrimiento del espectador y consiguiendo en conjunto una imagen de película más light. Para mí es una manera igual de apta que otra de contar una historia.
Si quieren latigazos, violencia y sufrimiento a raudales, vean otra película.

- Es lacrimógena, efectista, y sensiblera.
Hay opiniones para todos los gustos, pues si por una parte unos consideran que pasa de puntillas por un tema excesivamente crudo, otros la tachan de lacrimógena. Precisamente por esquivar la excesiva crudeza, la película no creo que persiga arrancarnos la lágrima fácil, cosa que personalmente agradezco.

- La dirección es sencilla o la realización es solo “correcta”.
Yo hago mis comentarios, críticas y califico las películas según mi criterio como espectador, no como crítico de cine, ni entendido. Como mis conocimientos me impiden de momento analizar exhaustivamente aspectos como el montaje, la dirección, realización etc…, me guío por conceptos básicos como: si la historia está bien contada, tiene ritmo, si no se hace larga, si los actores transmiten, si te hace pasar un buen rato…

- Película “de palomitas” o para “el gran público”.
Palomitas no comí viéndola, pero que conste que me gustan, además, de “palomiteros” es de quien se sustenta el cine. Y, gracias por considerarme “gran” público.


- En el punto en donde parece que todos nos ponemos de acuerdo es en el de calificar de extraordinarias las interpretaciones del conjunto de las actrices que aparecen. Son muchos los premios ganados por el reparto de esta película.
Todas están fantásticas, desde la mala, odiosa y malcriada (Bryce Dallas Howard), hasta la protagonista (Emma Stone, actriz que cada vez me gusta más), pasando por la ingenua, sensual y marginada (Jessica Chastain), y acabando por las criadas Viola Davis (lo borda) y Octavia Spencer (merecidísimo su Oscar).


En conjunto “Criadas y señoras” te hace sentir bien, tanto durante su visionado como al finalizar, es simpática, desprende ternura, sufrimiento, idealismo, justicia, risa, emoción…

En definitiva, si una película que pasa de las dos horas, consigue tenerme metido de lleno en ella y desear que no acabe, además de hacerme reír, sufrir, emocionarme…¿aunque sea un hombre, por qué no le voy a dar un diez?.

8 de marzo de 2012

RESTAURANTE EL MUELLE

Enlaces a esta entrada
En Torrevieja, como importante núcleo turístico que es, existe una generosa oferta de restauración, por lo que a menudo veréis aparecer en este blog entradas dedicadas a restaurantes de esta localidad alicantina.
Estratégicamente situado, en pleno paseo marítimo Juan Aparicio y mirando al mar, nos encontramos con un restaurante-pizzería donde se combinan con naturalidad la cocina italiana y la mediterránea.
La zona es un incesante ir y venir de personas de todo tipo y nacionalidad en cualquiera de las épocas del año, por lo que es imprescindible comenzar hablando por el modo de reservar en este local.
Solo admiten reservas hasta completar el 25% del aforo, una vez completado se respetará el orden de llegada, por lo que si no quieres esperar mucho, es aconsejable hacer la reserva con bastante antelación por internet o por teléfono.
Como el aparcamiento escasea por la zona (sobre todo en verano, en donde encontrar una plaza de parking se hace imposible), es todo un detalle que regalen dos horas de aparcamiento gratuito a sus clientes en tres parkings distintos de los alrededores.
El restaurante dispone de una amplia terraza abierta todo el año gracias a las bondades climatológicas de esta zona, otra parte protegida con cristaleras y finalmente los salones interiores.
Personalmente he probado tanto la terraza como el interior, quedando muy contento en ambas ocasiones, aunque me centraré en la ocasión que estuve en el interior del local.
Hicimos la reserva en la propia página web del restaurante, y sin haberlo solicitado nos situaron en una mesa junto a la ventana con unas magníficas vistas.
Aunque al echar un primer vistazo a la carta los precios puedan parecer un poco elevados, pronto nos dimos cuenta que la relación calidad-precio-cantidad es magnífica. A ello nos ayudó el camarero, alertándonos de las generosas raciones que se servían en el local, por lo que nos recomendó pedir media ensalada, cosa que se agradece por partida doble:
- El de las ensaladas es un tema complicado a tener en cuenta en los restaurantes, puesto que no es la primera vez que pedimos una y posteriormente en la cuenta comprobamos que se nos cobra el doble, pues en algunos sitios deciden que el precio es por "ración individual".
- En la mayoría de restaurantes el camarero se limita a tomar nota y no hacer absolutamente ninguna recomendación ni advertencia. Es la diferencia entre camareros "profesionales" y "personas que sirven mesas a cambio de dinero". Y aquí me gustaría destacar a quien nos sirvió: hacía tiempo que no encontraba a un profesional de esta materia, yo si fuera el dueño de "El Muelle" estaría muy contento de contar con un personal así, que sabe vender el "producto", amable, rápido, correcto, transmitiendo confianza pero la necesaria, sin caer en la chabacanería, un Sobresaliente.
La carta es bastante completa, en ella podemos encontrar gran variedad de ensaladas y entrantes, pastas, pizzas, carnes, pescados y exquisitos postres, todo raciones gigantes.
Finalmente nos decantamos por:
- Ensalada César (media)
Esta ensalada, cuando está bien hecha, es siempre un acierto

- Tabla mixta de patés y quesos (media)
Media tabla la pueden compartir cuatro personas perfectamente

- Ravioli de berenjena con salsa de salmón
Excelentes, incluso sin salsa merecerían la pena

- Fagottini con salsa de prosciutto e funghi
No los había probado nunca, son una especie de tortellini, acompañados de jamón, setas y queso parmesano

- Tarta de dulce de leche con helado de turrón y nata montada.
Por supuesto para compartir, generosa y exquisita ración

Todo esto junto con tres tercios de Mahou y sus correspondientes tostas y panecillos recién hechos (que no incluyeron en la cuenta), en total 47,60 €.
Es de destacar el detalle de incluir en la cuenta, además de una tarjeta del restaurante con un plano, un cuestionario de sugerencias, que también puede ser rellenado en su página web. Otro ejemplo más de la seriedad de este sitio al que sin duda volveremos una y otra vez.

2 de marzo de 2012

LA CARA OCULTA

Enlaces a esta entrada
Siempre he odiado con todas mis fuerzas que me cuenten el final de una película sin que yo la haya visto, es una sensación de impotencia y frustración difícil de explicar. Esto sucede hasta con películas que sé con certeza que no me van a gustar nada y que reconozco que no voy a ver en mi vida, pero por si acaso que no me la cuenten…
A su vez tampoco me gusta que me destripen demasiado el argumento ni que me den muchos detalles de la trama. Es inevitable leer una reseña de la sinopsis para saber si la película puede ser de tu agrado o no, pero solamente lo imprescindible. 
Pienso que las cosas hay que vivirlas en primera persona, el factor sorpresa no es tal si ya sabes lo que va a suceder, el conocer de antemano el desenlace de las cosas te puede arrebatar ese pequeño susto, esa sonrisa o esa lágrima…
Hay películas, como la primera de Torrente, que he llegado a ver sabiéndome uno por uno todos los chistes y diálogos. Y si la poca gracia que puede llegar a tener esa película es precisamente eso, ¿de qué te sirve verla?.
De acuerdo que en “Titanic” sabíamos de antemano que el barco se hundía, pero claro, esa película tenía detrás a James Cameron, Leonardo Di Caprio, unos efectos especiales espectaculares y una barbaridad de presupuesto.

También me pasa esto con las series, agradezco que me recuerden el capítulo anterior, (pues mi memoria no da para más) pero no soporto que me hagan un adelanto del próximo, parece que se ha puesto de moda el hacer auténticos resúmenes del siguiente episodio, que a veces terminan descubriéndote las verdaderas claves. Tendríais que verme a veces, tapándome los oídos, cerrando los ojos o marchándome despavorido del salón para no ver ni un segundo del maldito “adelanto”...

Pues bien, algo similar me ha ocurrido con la última película que he visto, “La Cara Oculta”.  Es el claro ejemplo de cómo una campaña de promoción se puede llegar a cargar la propia película.
Es inexplicable como intentando favorecer y promocionar un producto para conseguir enganchar al público, lleguen casi a lograr el efecto contrario.
Y es que durante el periodo de promoción de “La Cara Oculta”, los actores se fueron paseando por los platós de televisión destripando sin piedad la historia entera, sobre todo la clave principal y eje central de la película. Desde luego no podemos echar la culpa de esto a los actores, pues ellos cuentan lo que les dejan; y más si echamos un vistazo al tráiler (por favor, no lo hagáis si queréis disfrutar de la película), en el que solo falta ya que te digan el final directamente, es verdaderamente escandaloso. ¿A qué lumbreras se le habrá ocurrido la genialidad de contar la película en 2 minutos? Para eso que hagan un corto, ¿no?

Obviando todo esto, e imaginando por un momento que llegué “virgen” a la película, a ésta le daré un Notable.
La historia (sin destripar) es curiosa, tiene suspense y merece la pena, aunque las actuaciones son, para mí, el punto más flojo de la película (ni Quim Gutiérrez ni Clara Lago, que vuelven a coincidir tras “Primos”, me convencen) y es que sigo sin terminar de ver a los actores españoles fuera de la típica comedieta o del dramón de guerra civil.
Con los premios Goya todavía en nuestra memoria, a mí me parece que esta película no tiene nada que envidiarle a cualquiera de las premiadas. Claro, que quizás sea porque toca mi género favorito, el suspense…






Por cierto os recuerdo que tenemos un grupo de Facebook llamado "HABLEMOS DE CINE" en el que podéis participar todos aquellos que os guste el cine y queráis compartir cualquier cosa sobre el séptimo arte.

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba