LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

24 de mayo de 2012

PAPÁ ESTADO

Es habitual escuchar en numerosos medios de comunicación a contertulios, expertos y demás personajes mediáticos utilizar la expresión Papá-Estado para referirse familiarmente al Gobierno de tu país o en general al Estado como ente público que rige nuestros destinos. Y en cierto modo no es del todo descabellada la idea de establecer esta analogía, pues la relación del Estado o la Administración General para con sus administrados podría resultar muy similar a la de unos padres con sus hijos, sobre todo en cuanto al grado de responsabilidad que debe ejercer uno con los otros.

Y es que últimamente con el desarrollo de los acontecimientos y viendo los golpes de timón en forma de recortes de todo tipo que está pegando el Gobierno, (y como gobierno entiendo el de la nación, el autonómico y el local), me está haciendo pensar si realmente nuestro Estado se está comportando como un buen padre.

No creo que resulte muy complicado ponernos en situación, incluso a mí que no tengo hijos, porque pienso que todo esto es una cuestión de pura lógica y sentido común.
Imaginaos que sois los padres de una familia con niños en edad escolar y/o universitaria que económicamente lo está pasando mal y tiene que establecer unas prioridades en su vida cotidiana para poder hacer frente a la situación.
¿Qué preferiríais?:
- ¿Mantener un alto nivel de vida para escatimar en la educación de vuestros hijos?.
- ¿Negarías la posibilidad de hacer una carrera universitaria a uno de tus hijos por comprar un coche caro?.
- ¿Si tuvieras un niño discapacitado o con cualquier dificultad de adaptación, no le pondrías todos los medios que tuvieras a tu alcance?.
- ¿En qué gastarías antes, en elegantes trajes o en medicinas?.
- ¿Qué te preocuparía más, el destino de tu próximo viaje vacacional, o una enfermedad de tu hijo?
- ¿Seguirías gastando el dinero en cenas y juergas con tus amigos o por el contrario lo invertirías en el futuro de tus hijos?
En definitiva, ¿consentirías que algún hijo tuyo pasara dificultades?
¿Y si encima añadimos que la mala situación por la que atravesáis ha sido culpa vuestra, por despilfarrar y malgastar el dinero de la economía familiar?

Parecen claras todas las respuestas, porque visto así suena a perogrullada, incluso esta comparación a muchos les puede parecer demagógica. Solamente he querido hacer ver, de la manera más clara posible, el error en el que a mi juicio están incurriendo nuestros gobiernos en su planteamiento para salir de la crisis. Porque se debe recortar y ahorrar en lo superfluo, en lo prescindible y nunca en lo esencial.
Tenemos más políticos que médicos, bomberos y policías, y encima lo que sobran para ellos son funcionarios...
Tenemos un Senado que no vale para nada, Diputaciones Provinciales que valen para menos,  coches oficiales a porrillo, asesores y cargos a dedo con más salario que ocupaciones, clubes de fútbol que gastan cantidades astronómicas de dinero mientras tienen deudas escandalosas con Hacienda, perdonamos a los estafadores y estrangulamos a impuestos a los cumplidores,  salvamos bancos y dejamos hundirse al resto de empresas, concedemos jubilaciones millonarias para políticos y banqueros.... y así podría seguir hasta aburrirme.

Sinceramente no creo que el Estado sea un buen papá.

2 comentarios:

  1. No pude dejar de sentirme identificado en cada frase de tu entrada, por esta esquina del mundo por décadas hemos soportado una profunda orfandad, ni siquiera nos tocaron malos, simplemente no existen.

    Te felicito por tu espacio que me resulta más que interesante, yo recién comienzo uno nuevo y me gustaría insertar un blogroll con aquellos blog de mi interés así poder saber de nuevas publicaciones siempre y cuando cuente con tu permiso.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, seguro que la situación que expongo en mi entrada se puede extrapolar a muchos otros países desgraciadamente. sería un placer formar parte de tu blogroll. Un saludo, nos vemos por aquí.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba