LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

5 de marzo de 2013

NO COMPREN NUNCA UN VEHÍCULO EN EL CONCESIONARIO NISSAN JUMARSA CARTAGENA

Enlaces a esta entrada

Imaginaos que os vais a comprar una vivienda y tanto por el piso piloto como por la memoria de calidades sabéis que el suelo de la casa es de parquet de madera natural. Pero cual es vuestra sorpresa cuando, tras la entrega de llaves, entráis por primera vez a vuestro hogar y descubrís con estupor que el suelo que os han puesto es de loseta. Pero eso no es todo, poco después te enteras de que el precio total que has desembolsado por tu vivienda es mayor de lo que realmente cuesta y además te han cobrado unos cambios o reformas inexistentes.

Bien, pues algo parecido me ha sucedido no hace mucho con la compra de un vehículo en el concesionario Nissan JUMARSA de Cartagena que regenta Pedro Marín, auténtico artífice de esta surrealista estafa que a continuación procederé a relatar lo más claramente posible:

Tras fijar un precio telefónicamente, acordé con el propio Pedro Marín la compra del vehículo mencionado.
Completamente asombrado, en el acto de entrega del vehículo, detecto que las ruedas que lleva no son las de serie. Me habían colocado unas ruedas con llantas de 17" cuando este modelo (QASHQAI TEKNA SPORT) lleva incorporadas de serie las ruedas con llantas de 18".
Advertida esta circunstancia por mi parte al señor Marín, me contesta textualmente "Tú y yo no hablamos nunca sobre las ruedas del coche. Además si las quisieras con 18" te costaría 300 y pico euros más...". Convencido seguí insistiéndole en el tema y continuó alegando que "Las ruedas que lleva de serie son las de 17", cuando él sabía que era totalmente falso.
Todo el mundo puede comprobar en las características de este modelo, que incorpora de serie las ruedas con llantas de 18" y que solamente podrán colocarles las de 17" de manera opcional, con una orden expresa del comprador del vehículo y no por el criterio arbitrario del vendedor.
Ese mismo día, y por no querer tomar disgustos en el acto de entrega de nuestro nuevo vehículo, me marché sin forzar ninguna situación que arruinara la ilusión de mi mujer que, por supuesto, me acompañaba en esa fecha tan especial.
Como era de esperar, en mi casa comprobé cómo en todas las publicidades de la casa Nissan este modelo aparece con las ruedas de 18" de serie, incluso en la propia web de Nissan, al utilizar el Configurador, es imposible seleccionar las ruedas con llantas de 17" para ese coche, por lo menos de serie.

Viendo que estaba siendo víctima de un engaño o, por qué no decirlo, de una estafa, procedí a releer minuciosamente las copias de la documentación que me había proporcionado Pedro Marín en el acto de entrega. Así es como llegué a detectar con estupor que en la factura de compra había dos irregularidades incomprensibles:

1º)- Aparecía un concepto denominado "ACCESORIO INSTALADO" por 530€.
Debo decir que no tengo ningún accesorio instalado en mi vehículo, cosa que por otro lado es fácilmente demostrable (además en JUMARSA lo saben perfectamente).

2º)- El precio total de la factura era inferior a la cantidad total que pagué entre la entrada, la transferencia y el importe financiado. En concreto en la factura aparecen 500€ menos del total real.
Otra estafa de este señor, que además de cobrarme de más por el vehículo parece que su intención también es defraudar a Hacienda.

Pues bien, al día siguiente le telefoneé pidiéndole explicaciones.
En cuanto a las ruedas, con una actitud chulesca contestó "Que me las cambiaría porque él quería, no porque me correspondiera, porque ese coche iba con llantas de 17".... y en cuanto al accesorio instalado me dijo primero: "Que se trataba de los triángulos, que regalaban supuestamente con el coche"... y después: "Que eran los gastos de matriculación"... Respuestas todas ellas a cual más absurda.

Finalmente acudí al lunes siguiente (lo que me obligó a hacer otro viaje más de Murcia a Cartagena, unos 110 km entre ida y vuelta) y mientras procedían en su taller a cambiarme las ruedas, mantuvimos una conversación de una hora en la que, con otra actitud, intentó explicar lo inexplicable y dar credibilidad al conjunto de mentiras que esgrimió para justificar sus engaños.

Milagrosamente se sacó de la manga una segunda hoja de la factura alegando que los 500€ que faltaban eran los gastos de gestoría que no se los habían entregado a él hasta después de 3 días. 
En esta "segunda parte" de la factura no aparece el importe total de la compra del vehículo, solo se limita a señalar que los gastos de gestoría son 500€. Este detalle, unido a que estos gastos suelen ir siempre incorporados en el precio del coche, me hace pensar que fue una artimaña para engañarme a mí y defraudar a Hacienda.

Finalizada la conversación, no pudo justificar de ningún modo coherente el significado del concepto por 530€ de "Accesorio Instalado".
Únicamente se comprometió, por las molestias, a enviarme por escrito un mantenimiento gratuito de mi vehículo, cosa que no ha cumplido hasta la fecha y han pasado ya más de 7 días.

Como le dije al Sr. Marín en persona, me pueden estafar, me pueden engañar, me pueden mentir, pero tratarme de tonto…, eso sí que no se lo consiento.

Para finalizar, aprovecho para, a modo de reflexión, lanzar al aire unas preguntas: 
La compra de un artículo en el que se hace un desembolso tan importante, ¿por qué se ha convertido en un “mercadeo”?. ¿Por qué los concesionarios se transforman en puestos callejeros de mercados de países tercermundistas donde afloran el regateo, los regalos y descuentos al arbitrio del trilero de turno?. ¿Por qué no se ciñen todos a unos precios oficiales exactos y establecidos previamente?…

En definitiva y como moraleja: 

NO COMPREN NUNCA UN VEHÍCULO EN EL CONCESIONARIO NISSAN JUMARSA CARTAGENA.

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba