LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

29 de abril de 2010

EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS

En el fútbol, como en la vida, en muchas ocasiones no existe la justicia, no siempre gana el “bueno”. Ayer fuimos testigos de un nuevo ejemplo con la eliminación del Barcelona contra el Inter en semifinales de la Champions, y no lo digo porque el equipo culé acumulara más méritos para pasar la eliminatoria, pues hizo dos de los peores partidos que le he visto en los últimos años, lo digo porque el Inter de Milán consiguió su objetivo con un planteamiento rácano, cobarde e insufrible. Para mí su actitud fue vergonzosa, un club de esa categoría no puede salir a no jugar, a deshacerse del balón a las primeras de cambio, a anular al contrario como sea, a esperar que pasen los minutos…., en definitiva a renunciar a la esencia del fútbol, que se supone que es buscar la portería contraria o dicho de una manera mucho más simple “jugar con la pelota”. Supongo que sus aficionados estarán la mar de contentos, yo la verdad, no me sentiría muy orgulloso del espectáculo visto ayer.
Podríamos seguir poniendo ejemplos futbolísticos, como el de la clasificación de Francia para el próximo Mundial con la clamorosa mano de Henry…, pero no es mi intención entrar en debates deportivos.
Lo peor de todo es que los espectadores pasamos por taquilla para comprar unas entradas carísimas por ver este tipo de cosas, ¿qué pasaría si pagásemos una pasta por ver una obra de teatro o un musical en el que algunos actores se quedaran quietos, o cantaran en voz baja?, ¿y si al ir al cine a ver una película solo nos pusieran las secuencias de uno de los personajes?
El fin no justifica los medios, y conseguir un objetivo a toda costa empleando cualquier arma, aunque no sea legal, no es para sentirse orgulloso.
Imaginemos por un momento que todo el mundo fuera al trabajo a dejar pasar las horas, a evitar que salga el trabajo adelante, a utilizar todas las artimañanas posibles para engañar a nuestros jefes…..y además ascendiéramos por ello, nos pagaran una millonada, y no sólo eso, sino que nos viera hacerlo medio mundo, y toda una ciudad y todo un país nos jaleara y se alegrara de nuestros éxitos. Esto sólo pasa en el fútbol.
Conseguir un fin por muy ansiado que sea, no puede justificar los medios utilizados para ello, uno no se puede alegrar y además jalear a una persona que se haya enriquecido a base de robar, o que haya promocionado en su profesión por pisotear al compañero o acostarse con el jefe.
Yo prefiero permanecer en un segundo plano, no alcanzar tanto éxito, pero tener mi conciencia tranquila….

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba