LLEVAN PENSANDO...

REDES SOCIALES

7 de junio de 2010

DESCUBRIENDO NUNCA JAMÁS

La otra noche, haciendo zapping para intentar escapar de las garras de los temidos programas del corazón, me encontré con una grata sorpresa. Una película que para mí había pasado totalmente inadvertida y que se convirtió en un agradable hallazgo, "Descubriendo Nunca Jamás". Deliciosa cinta que a pesar de tener tintes melodramáticos, nos deja un halo de esperanza, un rayo de luz en la oscuridad del camino.
No soy amante de las películas lacrimógenas, pero el reparto de ésta me hizo engancharme a ella a pesar de haberme incorporado un poco tarde. Y es que dicho reparto no tiene desperdicio alguno, con un Johnny Deep que silenciosamente, pasito a pasito, se está ganando todos mis respetos como actor, convirtiéndose en uno de mis intérpretes favoritos, con permiso de los grandes (tranquilos "Al" y "Robert", le queda mucho a este joven para llegar donde vosotros...) A este actor, o la Diosa fortuna le acompaña siempre, o sabe elegir sus papeles a la perfección. Además de ser el actor fetiche del genial Tim Burton, cada película que hace no deja indiferente, me atrevería a asegurar que la mayoría de las obras en las que participa son éxitos.
Junto a él, a su altura está Kate Winslet, la actriz que se dio a conocer en Titanic, pero que a partir de ahí ha demostrado que no es actriz de una sola película, consolidándose con el tiempo.



No nos olvidemos de la aparición del gran Dustin Hoffman, que con su sola presencia ya da prestigio a la película. Aunque por encima de todos, destacaría al joven Freddie Highmore, conocido por las películas "Charlie y la fábrica de chocolate" (de nuevo junto a Johnny Deep) y "Las crónicas de Spiderwick". El chaval se echa a sus espaldas gran parte del peso de la película, interpretando su papel con gran madurez.
Pero no nos debe distraer tal elenco de estrellas sobre lo verdaderamente importante, que es el mensaje que quiere dar este largometraje.
La película, a parte de su profundo carácter dramático, habla de esperanza, de la fuerza de los recuerdos, del poder de la mente, de la imaginación. Cualquiera de nosotros tiene un niño en su interior, todos somos un poco niños y no debemos perder jamás esa condición.
En estos tiempos que corren nos vendría muy bien aplicar en nuestras vidas el mensaje de esta película, que no es otro que con imaginación se puede conseguir todo, cualquier cosa que nos propongamos. Lo material se estropeará, quedará obsoleto, querrán hacernos callar, afrontaremos malas rachas, situaciones complicadas, pero nadie conseguirá arrebatarnos los recuerdos, nadie acabará con el poder de nuestra mente y no conseguirán robarnos al niño que llevamos dentro, jamás...

Os recuerdo que tenemos un grupo de facebook llamado "Hablemos de cine" al que os podéis unir todos aquellos que os guste el cine y queráis compartir cualquier cosa sobre el séptimo arte.

2 comentarios:

  1. Y dices que no te va lo lacrimógeno? Pues yo casi suelto alguna lagrimita leyendo tu reflexión sobre la peli y como podemos aplicarla a nuestras vidas. Me ha encantado recordar esta película a través de tu mirada.

    Como viene a cuento, también yo suscribo tu pensamiento compulsivo.
    Te quiero, amor.

    ResponderEliminar
  2. Calla, que al final la suelto... Je je je.
    Muchas gracias por todo.
    Veo que has captado a quién me refería con mi pensamiento.
    :)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 
ir arriba